Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Más concursos en la moda europea: Escada vuelve a los juzgados

El procedimiento de insolvencia afecta sólo al negocio alemán de la emprsea. La compañía de lujo está controlada por el fondo Regent, con sede en Los Ángeles.

Modaes

3 sep 2020 - 11:33

Más concursos en la moda europea: Escada vuelve a los juzgados

 

 

Escada vuelve a los juzgados. La compañía alemana de lujo, que ya estuvo en concurso de acreedores en 2009, ha presentado un procedimiento de insolvencia en la Audiencia Provincial de Múnich.

 

El proceso afectará sólo al negocio de Escada en Alemania, donde la compañía emplea a 150 personas. El objetivo de la empresa es suprimir sus operaciones corporativas en el país y reducir todavía más su red de retail.  

 

La empresa atribuye la decisión al descenso de las ventas por el coronavirus, aunque el grupo estaba ya en una situación crítica antes del estallido de la pandemia. En 2009, la empresa fue rescatada del concurso por la familia india Mittal, que a finales del año pasado la vendió al fondo estadounidense Regent, con sede en Los Ángeles.

 

Tras el cambio de manos, la consejera delegada de Escada desde 2006, Iris Epple-Righi, abandonó la compañía y el fondo anunció entre cincuenta y cien despidos. El administrador concursal de Escada será Christian Gerloff, que ocupó el mismo cargo en el anterior proceso concursal en 2009.

 

 

 

 

Escada se fundó en 1978 por Margaretha y Wolfgang Ley y concentra el grueso de su distribución en el canal multimarca, con presencia en 1.100 puntos de venta en ochenta mercados.

 

El cierre del comercio por la pandemia del coronavirus y la caída de la demanda ha motivado una oleada de concursos en la moda europea y estadounidense. JC Penney, Neiman Marcus y J.Crew, en Estados Unidos, y Celio, Naf Naf o Camaïeu, en Francia, son algunas de las empresas que han terminado en los juzgados.

 

En Alemania, Esprit se acogió a los denominados Protective Shield Proceedings, un mecanismo de la ley alemana de insolvencia que permite a la empresa preservar la liquidez y focalizarse en la reestructuración.