Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Mariella Burani ultima un pacto para refinanciar su deuda

19 oct 2009 - 00:00

Mariella Burani negocia un acuerdo con la banca para reestructurar su deuda, que suma más de 470 millones de euros. La empresa ha propuesto a las entidades financieras modificar las condiciones de su pasivo a partir de una ampliación de capital. La empresa espera una respuesta en los próximos días. El grupo italiano realizará el próximo 30 de octubre una junta extraordinaria de accionistas en la que realizará una ampliación de capital de 83,5 millones de euros para compensar las pérdidas del grupo, que cerró el primer trimestre con unos números rojos por 142 millones de euros.Mariella Burani, controlado en un 74% por la familia Burani, dio a conocer a finales de agosto la necesidad de inyectar nuevos recursos en la empresa para compensar las pérdidas y busca un nuevo socio para que participe en la ampliación. El grupo cerró el primer trimestre de su ejercicio fiscal con un patrimonio neto negativo de 51,3 millones de euros. Los bancos Unicredit, Intesa Sanpaolo, Westdeutsche Landesbank y Banco Popolare son algunos de los acreedores del grupo propietario de las marcas de ropa Mariella Burani, René Lezard, Amuletij y Blossom Burani, y de las firmas de peletería Bracciolini, Francesco Biasia, Coccinelle, Mandarina Duck, Ter et Bantine y Enrico Mandelli. La empresa puso en marcha en mayo un proceso de desinversiones en el negocio de la joyería, con la venta del 51% de Calgaro y del 50% que controlaba en Rosato, y quiere centrarse en el negocio de la ropa y la peletería, que representan el 90% de su facturación.