Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Mango rompe negociaciones con Blanco, que estudia nuevas opciones para asegurar su futuro

Pilar Riaño

9 abr 2013 - 05:00

Mango y Blanco rompen negociaciones. Según han confirmado a Modaes.es fuentes cercanas a ambas compañías, Mango y Blanco han puesto punto y final a los contactos de alto nivel que comenzaron a principios de febrero. Tras la ruptura con el grupo presidido por Isak Andic, la compañía madrileña estudia nuevas opciones para obtener liquidez y asegurar su futuro.

 

Tal y como adelantó Modaes.es, Mango y Blanco comenzaron una ronda de negociaciones hace varios meses, que llegó a su punto álgido con la visita de Isak Andic, presidente de Mango, y su hijo y vicepresidente de la empresa, Jonathan Andic, a las instalaciones de Blanco. Entre las opciones barajadas figuraban tanto la compra en bloque de la empresa como el traspaso de un paquete de locales, que Mango hubiera utilizado para el despliegue de sus nuevas cadenas.

 

Blanco, afectada por problemas de liquidez que le han llevado a retrasar pagos a sus proveedores, propietarios de algunos locales que ocupa y sus trabajadores, vuelve ahora a buscar nuevas opciones para asegurar su futuro. La empresa, que está siendo asesorada por Arcano Corporate, mantiene abierta la búsqueda de un fondo que inyecte recursos económicos.

 

En paralelo, la compañía liderada por Bernardo Blanco Moreno está renegociado los alquileres de sus locales y plantea incluso el cierre de algunos establecimientos en España. Con una cifra de negocio cercana a los 300 millones de euros, Blanco cuenta con una red de 240 tiendas, ubicadas principalmente en España.

 

El grupo de distribución de moda llevó a cabo una agresiva estrategia de crecimiento durante los últimos años de bonanza económica, que le llevó a pagar, según fuentes del sector, precios demasiado elevados por los locales que ocupa actualmente.

 

Además, su apuesta por la internacionalización no fue temprana, por lo que actualmente su dependencia del mercado español (donde el consumo está especialmente dañado) es elevada.

 

Reorganización de personal

Entre las medidas puestas en marcha por la empresa figura una modificación de las condiciones laborales de su plantilla que está implicando cambios en el sistema de retribuciones. Esta decisión ha implicado, según fuentes sindicales, que parte del personal de tienda de Blanco hayan abandonado la empresa.

 

Ayer, la compañía introdujo el cierre a mediodía (de la una y media hasta las cinco de la tarde) de dos de sus principales establecimientos de Barcelona, ubicados en la calle Pelayo y en Paseo de Gracia. Fuentes sindicales atribuyen esta decisión a la falta de personal.

 

Blanco, que se fundó en los años sesenta, se ha enfrentado durante el último año a dificultades económicas. La compañía opera a través de diversas sociedades, entre las que figuran Blanco Fashion (dedicada al comercio al por menor), Diagomoda (confección de prendas de vestir) Tex Bi (dedicada también al comercio al por menor).