Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Mango estudia nuevas fórmulas para su logística

14 may 2010 - 00:00

P. Riaño.- Mango, la primera cadena europea de moda por presencia internacional, le da una vuelta a su estructura logística. Tras llevar a cabo en 2009 un proceso para centralizar en España la distribución de sus prendas, la compañía presidida por Isak Andic estudia la posibilidad de poner en marcha en el futuro plataformas en China y EEUU para dar respuesta al crecimiento de la empresa en estos mercados.Enric Casi, director general de Mango, hizo público este proyecto ayer en una conferencia en Barcelona. Sin embargo, según han explicado a Modaes fuentes de la empresa, se trata de una iniciativa a “diez años vista”, teniendo en cuenta la evolución actual de las ventas de Mango en estos dos mercados. En 2008, la cadena de moda emprendió un proceso de reorganización de su capacidad logística y cerró su centro de distribución en Nueva Jersey (EEUU), puesto en marcha en el momento del desembarco en el país. Lo mismo sucedió con el de Singapur, mientras mantuvo los dos complejos de China, situados en Censen y Hong Kong. Paralelamente, el grupo estrenó un almacén logístico en Parets del Vallès (Barcelona), que cuenta con 22.000 metros cuadrados de superficie y una capacidad de distribución de 24.000 prendas cada hora. Desde esta central, el grupo da servicio a las 1.430 tiendas de que dispone en un centenar de países del mundo.Crecimiento agresivo Igual que su rival Inditex, Mango tiene puesta la mirada en Asia y, especialmente, en China, como vía de crecimiento. Según El Economista, las ventas en Asia ya suponen el 21% del total del grupo, con países como Japón, Corea o Singapur a la cabeza. La empresa ha decidido apostar por una estrategia agresiva de crecimiento. Hasta ahora, el grupo abría una media de tres tiendas a la semana, Mango quiere que esta cifra crezca hasta cinco y llevar a cabo 250 aperturas al año. Entre los objetivos de la compañía para este año figuran Nueva Caledonia e Isla Mauricio, tras haber conseguido desembarcar en Irán, Irak, Bielorrusia y Guatemala. En Bogotá, Caracas o Dubai también se abrirán nuevos puntos de venta. Mango, el segundo exportador de productos textiles de España, cerró el ejercicio 2009 con una cifra de negocio consolidada de 1.145 millones de euros, un 4% más que en el ejercicio precedente. En España, la compañía experimentó un retroceso del 4% en su facturación.