Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Mango acelera en sostenibilidad y se vuelca en producto y trazabilidad

La compañía es la única de España que ha compartido su lista de proveedores y espera tener trazabilidad hasta el Tier 3 en 2022. En paralelo, el grupo ha adelantado sus objetivos de uso de materiales más sostenibles.

I. P. G.

16 feb 2022 - 04:51

Mango acelera en la carrera por la sostenibilidad y se vuelca en producto y trazabilidad

 

 

No hay empresa de moda que en los últimos años no haya trazado un plan de ambiciosos objetivos sostenibles. Usar más algodón sostenible (aunque sea BCI), reducir las emisiones o el consumo de agua o hacer tiendas ecoeficientes están en las hojas de ruta de todos los gigantes del sector, pero la mayoría suspenden todavía en la fase que permite medir todos estos indicadores con exactitud: la trazabilidad.

 

Mango es la única compañía española que, por el momento, ha comunicado ya su lista de proveedores Tier 1 y Tier 2, y prevé tener trazabilidad hasta el Tier 3 este año. “Más adelante trabajaremos para llegar incluso al Tier 4, que es cultivo”, directora del departamento de responsabilidad social corporativa (RSC) de Mango. Los datos incluyen el nombre de fábrica, la dirección completa, el número de trabajadores y el número de artículos

 

La empresa desarrolló el año pasado una nueva herramienta para la gestión de datos aportados por los proveedores en relación con la trazabilidad de la cadena de suministro. A través de esa herramienta, los proveedores proporcionan información más exhaustiva sobre las fábricas implicadas en el proceso de producción, como certificaciones de auditorías sociales, datos de empleados, producción y tipos de procesos.

 

 

 

 

A escala internacional, el otro gigante más avanzado en términos de trazabilidad es H&M, pionero en la comunicación de su cadena de suministro. La empresa sueca publicó su lista de proveedores de Tier 1 en 2013, y más tarde incluyó también varias de Tier 2 que concentran el 70% de su volumen de producción.

 

Inditex explica en su web que su trazabilidad “no termina en nuestra primera línea de abastecimiento –aquellos proveedores de pago con los que tenemos una relación comercial directa–, sino que abarca hasta la última línea de nuestra cadena de producción”, pero no comunica su lista completa de proveedores.

 

Primark la hizo pública en 2018, aunque llega sólo hasta el Tier 1, cubriendo los proveedores del 95% de los productos en venta. C&A, por su parte, comunica el 100% de sus fábricas de primer y segundo alcance, y las de Alcance 3 (hilatura, tejeduría y tintura) que están integradas verticalmente.

 

 

 

 

Llegar al proveedor de materias primas es clave, porque es justo en esta fase en la que se concentran la mayoría de objetivos sostenibles. Mango, por ejemplo, prevé que el 100% del poliéster que emplea sea sostenible en 2025, frente al anterior objetivo del 50%.

 

Además, la empresa ha adelantado cinco años su objetivo de que el 100% de las fibras celulósicas sean de origen controlado, situándolo en 2025. Para el mismo año, la compañía mantiene la previsión de que el 100% del algodón sea sostenible.

 

Inditex también adelantó sus planes el año pasado, para que el 100% de algodón sea “más sostenible” (reciclado, orgánico o BCI) en 2023, dos años antes de lo anunciado anteriormente. La empresa mantiene también otros compromisos, como que en 2023 todas las prendas que provienen de fibras de la celulosa vegetal serán ya 100% sostenibles, mientras que en 2025 todo el poliéster y lino serán 100% reciclados o sostenibles.

 

Según Fashion Revolution, un proyecto sin ánimo de lucro que realiza cada año un estudio de la transparencia en el sector, sólo el 11% de las empresas comunican la lista de sus proveedores de materias primas (en 2017, ninguna lo hacía). En total, 250 marcas comunican su lista de proveedores. Casi la mitad comunican el Tier 1 y un 27%, el Tier 2.

 

En concreto, 27 empresas publican el nombre de algún proveedor de materias primas con el que trabajan, y sólo 18 ponen nombre a la instalación o granja concreta de la que proceden su algodón o su poliéster. Entre ellas se encuentran C&A, Calvin Klein, Esprit, H&M, Benetton, Ermenegildo Zegna y varias marcas de los grupos PVH y VF Corporation.