Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

16 Dic 201718:15

h Empresa

LVMH vende Donna Karan a G-III Apparel por 643 millones de euros

El conglomerado francés inició el proceso de venta de Donna Karan a mediados de 2015, cuando la diseñadora abandonó su marca homónima.
25 Jul 2016 — 16:20
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

LVMH se desprende de Donna Karan. El gigante francés, presidido por Bernard Arnault, ha sellado finalmente el acuerdo de venta de Donna Karan por 643 millones de euros (705,4 millones de dólares). A partir de ahora, la estadounidense G-III Apparel será el nuevo propietario de la marca, que además posee las licencias de otras enseñas como Tommy Hilfiger o Calvin Klein.

 

Esta es la segunda firma de la que se deshace LVMH, tras vender en 2005 Christian Lacroix. “G-III tiene experiencia y capacidad suficiente para ampliar la distribución de Donna Karan y llevarla al siguiente nivel”, aseguró Antonio Belloni, director general de LVMH.

 

El conglomerado francés de lujo, que también es propietario de otras firmas como Céline, Givenchy, Louis Vuitton o Christian Dior, inicio el proceso de venta de Donna Karan al poco tiempo de que la diseñadora abandonara su firma homónima.

 

 

Donna Karan International nació en  1984 de la mano de Donna Karan, su entonces marido Stephan Weiss y la compañía Takiyho. En 1996, la empresa salió a bolsa en Nueva York y, con la entrada del nuevo milenio, el conglomerado de lujo LVMH pagó 243 millones de dólares por Donna Karan International, y otros 400 millones de dólares por Gabriell Studio, el licenciatario de las enseñas de la compañía.

 

Tras la salida de la diseñadora en julio de 2015, los planes de LVMH eran centrar sus esfuerzos en potenciar la segunda línea del grupo, DKNY, aunque finalmente ha decidido desinvertir en la compañía y desagregarla de su cartera de marcas.

El conglomerado francés de lujo cerró 2015 con una facturación de 37.500 millones de euros (41.142 millones de dólares), un 16% más que el año anterior, pero contrajo su beneficio un 36,74%, hasta 3.573 millones de euros (3.920 millones de dólares).

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...