Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

LVMH invierte en curtiduría y entra en el capital de Heng Long Italia y de Robans

El conglomerado francés de moda de lujo ha entrado en el capital de ambas empresas, especializadas en la curtiduría y la fabricación de pieles de cocodrilo y caimán, para impulsar el abastecimiento de sus materias primas en el mercado europeo.

LVMH invierte en curtiduría y entra en el capital de Heng Long Italia y de Robans
Ally Projects nació en la Toscana en 2013 especializada en pieles de animales exóticos.

Modaes

27 sep 2022 - 09:47

LVMH sigue engordando su cartera. El conglomerado francés de moda de lujo se ha hecho con una participación mayoritaria de la empresa de curtiduría Heng Long Italia (anteriormente Ally Projects) y con una participación minoritaria en el fabricante artesanal especializado en cuero Robans.

 

La adquisición se ha llevado a cabo a través de la división Metiérs d’Art de LVMH, especializada en artesanía y creada para “proteger y desarrollar el acceso de sus empresas de moda a las materias primas”. El importe de la operación no ha trascendido.

 

En los últimos años, LVMH ha estado invirtiendo para adquirir proveedores estratégicos en el sector de la artesanía y el lujo para mejorar su cadena de suministro. La división Métiers d'Art se puso en marcha en 2015 con el objetivo de construir y mantener un fuerte abastecimiento de materiales.

 

Ally Projects nació en la Toscana en 2013 especializada en pieles de animales exóticos. Desde entonces, la empresa, rebautizada como Heng Long Italy en honor a la curtiduría china Heng Long, abastece a las empresas de lujo con el recurtido, el acabado y el desarrollo de cuero de cocodrilo y caimán en Europa.

 

Heng Long inició su andadura en Singapur en 1977 y, actualmente, es una de los mayores proveedores de cuero de caimán y cocodrilo del mundo. En 2011, LVMH se hizo con la empresa a través de un acuerdo valorado en 161 millones de dólares.

 

 

 

 

“Con esta operación, Heng Long delegará a su socio italiano todo lo relacionado con el desarrollo creativo de pieles exóticas”, ha señalado Matteo de Rosa, consejero delegado de LVMH Métiers d'Art.

 

Robans, por su parte, es un fabricante de cuero para empresas de lujo. Nació en 1989 de la mano de los hermanos Andrea y Roberto Palmieri en Pisa (Italia) y en los últimos años ha sido un actor clave en la formación de jóvenes de la región para impulsar los oficios de artesanía.

 

A mediados de año, el conglomerado francés de lujo también se hizo con una participación de Lusix, una empresa israelí de diamantes cultivados en laboratorio. Además, el pasado mayo, la empresa también puso en marcha la construcción de una fábrica de producción de calzado para la marca Fendi, ubicada en la localidad italiana de Porto San Giorgio, en la provincia de Fermo.

 

El grupo LVMH cerró 2021 con un crecimiento interanual del 44% y un alza del 14% respecto a niveles prepandemia, hasta 64.215 millones de euros. Su beneficio neto se situó en 17.151 millones de euros, más que duplicando el beneficio de 8.305 millones de euros registrado en 2020 y suponiendo un aumento del 49% frente al periodo pre-Covid.