Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

10 Abr 202117:45

LVMH contraataca y prepara también una demanda contra Tiffany

La empresa ha elevado los términos de la discusión, acusando directamente al equipo directivo de mala gestión durante la pandemia.

10 Sep 2020 — 00:00
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

LVMH contraataca y prepara también una demanda contra Tiffany

 

 

De preparar juntos una boda de ensueño a pelearse, demandas mediante, por el divorcio. Ni un año ha durado el romance entre LVMH, el mayor conglomerado de lujo del mundo y dueño de las mayores marcas europeas, y Tiffany, icono del lujo estadounidense. Y 24 horas ha tardado el grupo de Bernard Arnault en responder a la demanda de Tiffany: “es difamatoria y nos defenderemos de manera vigorosa”.

 

LVMH pactó la compra de Tiffany en noviembre de 2019 por 16.200 millones de dólares. Ayer, anunció que no llevaría adelante la operación y el grupo estadounidense respondió con un amplio comunicado en el que acusaba a LVMH de poner excusas para no cumplir con su compromiso, de ocultar información y de faltar a lo acordado, y anunció una demanda.

 

El grupo galo ha respondido a la extensa nota de prensa de Tiffany en su estilo, con un breve comunicado en el que dice estar “sorprendido” por la demanda de la empresa de joyería. “LVMH considera que esta acción es totalmente infundada”, continúa.

 

 

 

 

La demanda, dice LVMH, “claramente preparada por Tiffany hace mucho tiempo y comunicada de una manera engañosa a los accionistas, es difamatoria”. Eso, sigue el grupo, “demuestra la deshonestidad de Tiffany en sus relaciones con LVMH”.

 

Tiffany acusaba a la empresa de no tomar las medidas oportunas para obtener las aprobaciones de las autoridades de competencia a tiempo para cerrar la operación. “Esta acusación no tiene fundamento y LVMH se lo demostrará al Tribunal de Delaware”, sentencia.

 

El grupo argumenta que solicitará la aprobación de Bruselas en los próximos días y que prevé obtenerla en octubre: “esto es simplemente el resultado de la planificación fijada por la Comisión Europea, de la que Tiffany tiene plena conciencia”.

 

 

 

 

Pero el rey del lujo no se queda ahí: si ayer aludía sólo a un problema de plazos para completar la operación, en base a una carta recibida por el ministro de Asuntos Exteriores francés, hoy ataca directamente a la empresa que tanto alabó: “el consejo de LVMH tuvo la oportunidad de examinar la situación económica actual de Tiffany y su gestión de la crisis y señaló que los resultados del primer semestre y sus perspectivas para 2020 son muy decepcionantes y significativamente inferiores a los de marcas comparables del grupo LVMH durante este período”.

 

El grupo cuestiona la gestión de la crisis por parte del equipo directivo de Tiffany y su consejo de administración, e incide en que la compañía distribuyó dividendos “sustanciales” mientras estaba en pérdidas.

 

Para culminar, Arnault se reafirma: “LVMH confirma, por tanto, que no se cumplen las condiciones necesarias para la conclusión de la adquisición de Tiffany”.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...