Empresa

Louis Vuitton reordena su red de tiendas en España con su salida de Bilbao

La marca insignia del grupo LVMH cerró a finales de abril su tienda de Bilbao, dos años después del cierre de su punto de venta en Valencia, mientras se refuerza en otras ubicaciones como Palma de Mallorca.                        

Louis Vuitton reordena su red de tiendas en España con su salida de Bilbao
Louis Vuitton reordena su red de tiendas en España con su salida de Bilbao
La tienda de Louis Vuitton en el número 42 de la Gran Vía bilbaína cerró sus puertas el 30 de abril.

Modaes

13 may 2024 - 12:34

Louis Vuitton reorganiza su red comercial en España. La marca insignia del grupo LVMH cerró a finales de abril su tienda de Bilbao, dos años después del cierre de su punto de venta en Valencia. Sin embargo, se refuerza en otras ubicaciones como Palma de Mallorca.

 

La tienda de Louis Vuitton en el número 42 de la Gran Vía bilbaína cerró sus puertas el 30 de abril, poniendo fin a una estancia efímera, de sólo cinco años y medio de actividad en el peor momento comercial de la historia, según El Correo.

 

La compañía ha dado un giro radical a su estrategia. Prefiere centrarse en los mercados emergentes y limitar la apertura de nuevos puntos de venta para reforzar su exclusividad. Pese al desplome de ventas en Europa, cree que se ha acercado demasiado al público en general. Además de lastrar su imagen, la crisis ha representado un fuerte golpe financiero al no poder rentabilizar algunas de las nuevas tiendas abiertas en los últimos años.

 

Al cierre de la tienda de Bilbao, la única que bajará la persiana por el momento en España, no se descartan más en los próximos meses. Vuitton cuenta con establecimientos en Madrid, Barcelona, Valencia, Palma de Mallorca y Puerto Banús (Marbella).

 

 

 

 

Louis Vuitton cerró en 2022, quince años después de su apertura, su tienda en la Milla de Oro Valenciana, donde también Loewe bajará la persiana. Sin embargo, la marca, propiedad del conglomerado LVMH, abrió el 23 de marzo su nueva tienda en el número 19 del Passeig Born, en Palma de Mallorca, que multiplica por cuatro su superficie respecto al espacio con el que contaba anteriormente en la ciudad.

 

El grupo mantiene su perfil de lujo, sin adaptar su estrategia al cliente aspiracional. Ante un contexto de inflación que frena el poder adquisitivo, Louis Vuitton, la firma insignia del grupo, no tiene previsto diseñar productos adaptados al cliente aspiracional. “Mientras la inflación sea un factor condicionante para este grupo de consumidores, no podemos hacer milagros, y básicamente esperamos una mejora gradual respecto a este grupo de población en los próximos trimestres”, según señaló Jean-Jacques Guiony, director financiero de LVMH, durante la conferencia de analistas del mes pasado.