Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Louis Vuitton refuerza su músculo productivo en España con una nueva fábrica en Girona

La compañía ha levantado una nueva fábrica en la localidad con el doble de metros cuadrados que la anterior. La factoría está dedicada a la producción de bolsos y abarca todo el proceso, del corte a la preparación. 

Iria P. Gestal

30 may 2022 - 04:57

Louis Vuitton apuntala su músculo productivo en España con una nueva fábrica en Girona

 

 

Louis Vuitton apuntala su músculo productivo en España. El buque insignia del grupo LVMH ha levantado una nueva fábrica en Girona con la que más que duplicará su capacidad en la localidad, según han explicado fuentes cercanas a la compañía a Modaes.es.

 

La nueva factoría sustituye a la que tenía hasta ahora en Girona, y tiene una superficie de 8.000 metros cuadrados, frente a los 3.000 metros cuadrados de la antigua. La planta está dedicada a la producción de bolsos y realiza todo el proceso, del corte a la preparación.

 

Louis Vuitton cuenta con otras cuatro fábricas en España, todas ellas en Cataluña: tres en Barberà del Vallés (Barcelona), y otra en Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona). Dos de las naves de Barberà son en propiedad, mientras que el resto operan en régimen de alquiler. 

 

Esta es la segunda vez en apenas tres años que Louis Vuitton refuerza su capacidad en España: en 2020, abrió la fábrica de Santa Perpètua, de 8.000 metros cuadrados, adonde trasladó toda la actividad que hasta entonces se realizaba en otra fábrica más pequeña en Polinyà (Barcelona). 

 

 

 

 

Toda esta actividad, que incluye también logística, emplea a unas 1.600 personas. La semana pasada, CCOO, el sindicato mayoritario, firmó un acuerdo con la empresa con la que logró una reivindicación histórica en las fábricas: actualizar las categorías profesionales.

 

El negocio fabril de Louis Vuitton en España opera con la sociedad Manufacture de Maroquinerie et Accessoires Louis Vuitton. La filial está liderada por Armel Schwerer y factura unos 240 millones de euros al año.

 

Según las últimas cuentas de depositadas en el Registro Mercantil, la sociedad registró una cifra de negocio de 236 millones de euros en 2019, con un beneficio de 1,6 millones de euros. En 2020, con el estallido de la pandemia, la compañía facturó 166 millones de euros y perdió 15,9 millones.

 

 

 

 

La empresa argumentaba que el descenso estaba en línea con el del sector marroquinero, que había registrado en España una caída de la facturación de entre el 18% y el 25% y un descenso de las exportaciones del 21%. Louis Vuitton realizó dos expedientes de regulación temporal de empleo (Erte) durante el ejercicio, uno del 19 de marzo al 31 de mayo y otro del 1 de junio al 31 de octubre. 

 

De cara a 2021, anticipaba una vuelta a resultados positivos con la recuperación de la actividad normal, así como por la mejora de los niveles de productividad “a pesar de una ligera reducción de los puestos de trabajo”. 

 

“Esta mejora de productividad se espera conseguir con la reducción de los niveles de absentismo -continuaba la empresa-; que se prevé estar a niveles de entorno al 7% y recuperación de la eficacia”.

 

Las previsiones para el año pasaban por facturar más de 200 millones de euros y un margen de beneficio antes de intereses e impuestos del 8%. Sin embargo, precisaba que “durante los primeros meses del año, los impactos del Covid-19 en las cifras de absentismo están siendo superiores a las esperadas”.  Las cuentas se formularon el 21 de marzo de 2021.