Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Loué, una segunda vida para la moda de lujo

Carmen Sánchez de la Cuadra emprendió su primer proyecto profesional propio, la puesta en marcha de la empresa, con una inversión inicial de 200.000 euros hace un año. La empresa ha llegado a gestionar hasta 600 productos en 2021.

Ainoa Erdozain

13 ene 2022 - 04:47

Loué, una segunda vida para la moda de lujo

 

 

Entre corbatas de Hermès y bolsos Birkin nace Loué: una tienda de moda de lujo de segunda mano en el corazón de Madrid. Hace apenas un año, Carmen Sánchez de la Cuadra emprendió su primer proyecto profesional propio con una inversión inicial de 200.000 euros.

 

 

Lee la Revista Modaes.es 41

Terremoto Shein

 

 

Tras una remodelación completa y un lavado de cara, Loué sólo necesitaba proveedores que cedieran sus prendas en depósito para dar una segunda vida a prendas de lujo ya usadas. Después de casi un año de actividad, este comercio madrileño prepara ahora el salto al canal digital y la apertura de su segundo establecimiento en la capital.

 

La buena acogida del negocio y el buen momento que atraviesa la segunda mano tras la pandemia han impulsado el crecimiento de Loué, que ha llegado a gestionar hasta 600 productos en 2021. El turismo también ha favorecido el desarrollo de la empresa, que hasta ahora cuenta con más de un 70% de compradores de origen internacional.

 

Los planes de la compañía pasan por abrir un tercer establecimiento, ubicado en San Sebastián (País Vasco), por su proximidad con el mercado francés, en el que Sánchez de la Cuadra asegura que el consumidor tiene mucho más interiorizado el sentimiento de consumo de bienes de lujo de segunda mano.

 

 

Una foto o un correo electrónico bastan para hacer una primera selección. Una vez depositadas las prendas en la tienda, comienza el proceso de prueba: Sánchez de la Cuadra y su equipo, entre los que se encuentran Unai Beldarrain Aguirre, la mano derecha de la fundadora, realizan la criba definitiva y verifican la procedencia del artículo. Posteriormente, si lo considera necesario, el equipo confirma con las marcas de lujo la originalidad de los artículos y procede a ponerlo en venta. Una vez vendido el producto, Loué cobra una comisión al proveedor de entre el 25% y el 35%.

 

Loué, que cuenta con un almacén en Madrid, además de su tienda, situada en el número 12 de la calle Virgen de los Peligros, distribuye productos que van desde 75 euros por una corbata de Hermès hasta 55.000 euros por un Birkin de piel de cocodrilo. “La segunda mano es el futuro; la ropa realmente sostenible es aquella que ya está producida” señala la fundadora de Loué, Carmen Sánchez de la Cuadra, que recalca la importancia que tiene el consumo responsable y consciente.

 

Sánchez de la Cuadra cuenta con una experiencia previa de más de quince años en el sector de la moda de segunda mano. Antes de emprender con Loué, su fundadora contaba con otra tienda en Alonso Martínez (Madrid) y se trasladó a la nueva ubicación para comenzar con este nuevo concepto.