Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Lonbali: diversificación y aperturas para llegar a cinco millones en 2023

La compañía fundada por los hijos de Purificación García ha lanzado una línea de leggins y prendas de deporte y no descarta poner en marcha otras colecciones cápsulas en el futuro. La empresa cerró 2021 con una facturación de dos millones de euros.

C. Juárez

20 ene 2022 - 04:54

Lonbali: diversificación y aperturas para llegar a cinco millones en 2023

 

 

Lonbali traza planes de expansión tras superar la crisis. La compañía española de accesorios, fundada en 2016 por Marc, Sole y María Caballé, hijos de la diseñadora Purificación García, ha puesto en marcha un nuevo plan con el objetivo de alcanzar una facturación de cinco millones de euros en 2023.

 

Los planes de la empresa pasan por la diversificación de producto mediante el lanzamiento de pequeñas colecciones cápsula. La primera de ellas ha sido una línea de moda deportiva y sostenible y para el futuro tiene previsto lanzar líneas de baño y realizar colaboraciones con otras empresas. “Queremos que el negocio sea más dinámico”, ha señalado Marc Caballé, al frente de la compañía, a Modaes.es.

 

La apertura de nuevas tiendas también es otro de los vectores de crecimiento de Lonbali. Actualmente la empresa cuenta con un punto de venta en Madrid, aunque se encuentra en plena búsqueda de locales para trasladar su flagship store.

 

 

 

En Barcelona, Lonbali acaba de abrir una tienda en la calle Madrazo, donde también tiene ubicada su sede. Además, la empresa vende sus productos en las tiendas de Colour Nude de Sevilla y Madrid y en la tienda de Tousette de Valencia. En la ciudad levantina, la compañía tiene previsto poner en marcha un establecimiento. En total, Lonbali planea abrir entre dos y tres tiendas en 2022.

 

En el plano internacional, la empresa ha pausado su desarrollo, que pasaba por abrir en México y Portugal, su principal mercado fuera de España. Con todo, la compañía no descarta en un futuro abrir en el país su primera tienda en el extranjero.

 

 

 

 

Con esta estrategia, Lonbali tiene previsto alcanzar una facturación de tres millones de euros en 2022 y afianzar su crecimiento hasta los cinco millones de euros en 2023. En 2021, la empresa ha obtenido las mismas ventas que en 2020, de dos millones de euros.

 

Con todo, Caballé asegura que el principal objetivo es hacer de Lonbali una empresa rentable y no descarta dar entrada a un socio en el futuro. Actualmente la empresa es propiedad únicamente de los hermanos Caballé.  

 

La gestión de la empresa se divide en tres áreas: María Caballé gestiona el departamento financiero, Marc Caballé se encarga del área de logística, márketing digital y desarrollo web, y Soledad Caballé pilota el diseño y la producción de las colecciones.