Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Liwe se adapta al golpe del Covid-19: ajusta su red de tiendas y triplica ventas online

La compañía ha logrado amortiguar la caída de las ventas tras la reapertura, aunque reconoce que “será difícil remontar las cuentas de 2020”.

Iria P. Gestal

5 oct 2020 - 04:57

Liwe se adapta al golpe del Covid-19: ajusta su red de tiendas y triplica ventas online

 

 

Liwe Española también se ajusta. La compañía murciana, dueña de la cadena Inside, prepara una reorganización de su red de tiendas para ahorrar costes y mejorar la eficiencia de cara al próximo año. Igual que en el caso de la mayoría de operadores, el online ha sido el gran salvador del negocio durante este año, y está ya tres veces por encima de los niveles de 2019.

 

“El otoño se presenta con muchas dudas -apunta José Ángel Pardo, director general de Liwe-; pero estamos confiados en que será mejor que el socavón que dejó la primavera”. La empresa se vio duramente afectada en el segundo trimestre, ya que tuvo que cerrar de forma casi simultánea toda su red comercial.

 

La compañía opera con 394 tiendas en España, 25 en Portugal, otras 25 en Italia y tres en Grecia, donde aterrizó en 2018. A 17 de marzo se había decretado ya el cierre del comercio no esencial en los cuatro mercados.

 

De hecho, Liwe fue una de las primeras compañías del sector en presentar un expediente de regulación de empleo (Erte) que afectó al 94% de su plantilla, unos 1.900 empleados, que ya han comenzado a rescatarse casi en su totalidad.

 

 

 

 

Superado el primer golpe, la empresa prepara ahora un “gran ajuste” de puntos de venta de aquí a final de año. La compañía está en negociaciones con los propietarios, por lo que todavía no precisa a cuántas tiendas afectarán los cierres.

 

Según Pardo, esta reorganización “nos hará estar mucho mejor preparados de cara a 2021”. La nota positiva en los últimos meses la ha puesto el ecommerce, que se ha triplicado respecto al año pasado y se acerca ya al 5% de la facturación. A medio plazo, el objetivo es que el canal online llegue a representar el 15% de las ventas.

 

Desde la reapertura, la empresa ha apostado por una agresiva política de precios y oferta de tendencia, producida en cercanía, para reanimar el tráfico en las tiendas. “Esto está haciendo que la caída en ventas, a día de hoy, sea prácticamente insignificante, señala.

 

Aun así, Pardo reconoce que “el daño de los meses de confinamiento y desescalada serán difíciles de remontar en las cuentas de 2020”, apunta. La empresa, que cotiza en el mercado de corros de la bolsa española, cerró el ejercicio 2019 con una facturación de 145 millones de euros, un 7,3% menos que el año anterior. El resultado neto se situó en 197.980 euros, frente a los 6,4 millones del ejercicio anterior.