Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Little Kiss confía en la reducción de costes para levantar el concurso

Silvia Riera

15 jun 2012 - 04:57

La empresa valenciana de íntimo y baño Little Kiss se centra en reducir los costes para superar el concurso de acreedores, que presentó en abril al no poder hacer frente a la deuda. La compañía, que prevé presentar el nuevo plan de viabilidad a finales de julio, descarta realizar otro expediente de regulación de empleo (ERE), como el que llevó a cabo en 2010 y con el que recortó la mitad de la plantilla.

 

Según ha explicado a Modaes.es el gerente de Little KissCristóbal Andrés Zamorano, la empresa reducirá costes a través de la optimización de los procesos productivos y de distribución. También detendrá inversiones. “Nuestro problema es que no hemos tenido financiación por la crisis bancaria”, señala el directivo.

 

Little Kiss vio cortada la línea de crédito de la que disponía con Banco de Valencia después de que la entidad fuera intervenida por el Banco de España. Andrés Zamorano apunta que la empresa sirvió todos los pedidos de esta temporada en febrero y que, al quedarse sin la línea de crédito, todavía no ha recuperado la inversión.

 

La empresa, que el año pasado facturó cuatro millones de euros, no ha podido llevar a cabo el plan de viabilidad que presentó en 2010, por el que presentó un ERE sobre la mitad de la plantilla y aprobó una ampliación de capital de 2,6 millones de euros a través de una línea de descuento que negoció con Banco de Valencia. Según el gerente de Little Kiss, la empresa no ha podido financiar aquel plan y ahora debe de reestructurarlo.

 

La compañía, que cuenta con una plantilla de cincuenta trabajadores, mantiene la actividad y está preparando los muestrarios y los catálogos para la próxima temporada.