Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Las operaciones corporativas mantienen el dinamismo en el primer trimestre en la industria de la moda

S. Riera

1 abr 2013 - 04:57

Las operaciones de compraventa mantienen un fuerte dinamismo en el primer trimestre del año, tras batir récords en 2012. Las fusiones y adquisiciones, que el año pasado se dispararon, conservan la tendencia. Por otro lado, en estos primeros meses de 2013 ha habido rumores de compra de Gap por parte del gigante japonés Fast Retailing (Uniqlo) y negociaciones de Mango para hacerse con Blanco. De llevarse a cabo, estas operaciones contribuirían a una mayor concentración del negocio del retail de moda.

 

Los rumores de compra de Gap por parte del dueño de Uniqlo se dispararon el pasado febrero. Por el momento, ambas compañías mantienen el silencio. Gap ni siquiera ha manifestado su intención de cambiar de manos o de deshacerse de alguno de sus activos. Fast Retailing, que en diciembre se hizo con el control de J Brand e hizo una oferta a Barneys New, se encuentra en pleno desarrollo internacional, que podría despegar con una adquisición como la de Gap.

 

De llegar a buen puerto, esta operación catapultaría a Fast Retailing en el primer puesto del podio de la gran distribución de moda, avanzando incluso a Inditex.

 

En este mismo periodo, Gap ha anunciado la compra del multimarca estadounidense de lujo Intermix por 130 millones de dólares (98,21 millones de euros). Actualmente, Intermix cuenta con seis puntos de venta en Nueva York y una séptima tienda que abrirá la próxima primavera. A nivel global, el multimarca tiene una red de 33 establecimientos.

 

En España, Blanco ha iniciado conversaciones con diferentes actores del sector para solventar sus problemas de liquidez y financiar su crecimiento. Una de las empresas con las que el grupo de distribución madrileño ha abierto negociaciones es Mango. Uno de los principales activos de Blanco son sus ubicaciones a pie de calle, que Mango requerirá durante los próximos meses tanto para el desarrollo de su cadena principal como para el lanzamiento de su nueva enseña de moda joven, que saldrá al mercado en 2014.

 

En el campo del lujo, el grupo PPR continúa con la desinversión de Redcats, con la venta de Ellos y Jotex al fondo Nordic Capital Fund VII. El cierre de esta operación supone la desinversión de PPR en los primeros activos europeos de Redcats, tras la venta de toda la división estadounidense. Además, la compañía se encuentra en negociaciones para desprenderse de Verdbaudet y Cyrillus.

 

Las desinversiones llevadas a cabo por el conglomerado francés PPR podrían hacer que la compañía pierda la segunda posición entre los gigantes mundiales del sector en favor del grupo suizo Richemont, que ya puede haberse convertido en la segunda empresa de lujo del mundo por volumen de ventas.

 

Por otro lado, está convirtiéndose en una tendencia en el negocio del lujo que las grandes compañías se hagan con el control de sus proveedores. Es el caso de PPR, que se ha hecho con el productor francés de pieles curtidas France CrocoGucci, una de las empresas que forman el conglomerado francés de lujo PPR, ha asegurado su producción de relojería con la compra de Fabbrica Quadranti, productor de cuadrantes de relojes. 


Hermès, por su parte, garantizaba a principios de año su producción de Birkin y Kelly con la compra del especialista francés en piel de becerro Tannerie d’AnnonayEsta operación forma parte de la política de integración de proveedores que Hermès está llevando a cabo desde hace varios años.

 

La moda deportiva está siendo uno de los segmentos más dinámicos en las operaciones de compraventa en lo que llevamos de año. La principal operación que ha tenido lugar en este primer trimestre ha sido la adquisición de Warnaco por parte del grupo PVH, propietario de enseñas como Calvin Klein o Tommy Hilfiger. Tras la toma de control de WarnacoPVH alcanzará un volumen de negocio de más de 8.000 millones de dólares (6.000 millones de euros) y supera a grandes grupos de distribución como Ralph Lauren.

 

Esta unión permite a PVH integrar el negocio de Calvin Klein en una misma compañía. Hasta ahora, Warnaco controlaba las licencias de Calvin Klein Jeans y Calvin Klein Underwear en todo el mundo. Además, la integración también incrementa la cartera de PVH con enseñas como SpeedoBass o Chaps. La operación de compra ha valorado a Warnaco en 2.900 millones de dólares (2.200 millones de euros).


Iconix, por su parte, cerró a finales de febrero la compra de Lee Cooper por 72 millones de dólares (53,90 millones de euros). Esta es la tercera adquisición que lleva a cabo Iconix en menos de un año. La primera operación realizada por la compañía se cerró en 2012, cuando compró Umbro a Nike por 225 millones de dólares (172 millones de euros). La segunda adquisición hecha por Iconix fue la marca de denim Buffalode la que el grupo compró el 51% por 76,5 millones de dólares (56 millones de euros).

 

Por último, el grupo británico de distribución de ropa y equipamiento deportivo JD Sports se ha hecho con el control de la plataforma de venta multimarca de calzado online Cloggs, que se encontraba en proceso concursal, y de la enseña Goi Goi, a la que salva de la liquidación.

 

En el campo de los grandes almacenes, Galeries Lafayette mantiene su puja para hacerse con su mayor rival en el mercado galo, Printemps. Por otro lado, La Rinascente ha adquirido los grandes almacenes Illum, de Copenhagen. Con esta operación, el grupo de distribución italiano da su primer paso internacional después de ser absorbido por la compañía tailandesa Central Retail Corporation en mayo de 2011.

 

Otras operaciones que se han llevado a cabo en el primer trimestre de 2013 han sido la compra de la marca de marroquinería Lamarthe por parte del grupo francés de lujo Verotrade, propietario de las licencias de bolsos y calzado de Georges Rech, Ramosport o Pierre Cardin. El grupo coreano E-Land, propietario de enseñas como Mandarina Duck o Coccinelle, se ha hecho con el control de la marca de calzado estadounidense K-Swiss. Y el grupo suizo The Swatch Group ha adquirido el 100% de las acciones de la compañía estadounidense Harry Winston, empresa especializada en relojería y joyería de alta gama, propiedad de HW Holdings.