Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La ‘start up’ gallega El Pulpo aterriza en Madrid y releva a Ecoalf en Hortaleza

La compañía fue fundada por Jorge Chacón, representante de marcas como Ecoalf o Lacoste en el norte de España. Esta es su primera tienda permanente, tras un pop up en Sanxenxo.

I. P. G.

30 mar 2021 - 04:54

La ‘start up’ gallega El Pulpo aterriza en Madrid y releva a Ecoalf en Hortaleza

 

 

El Pulpo conquista Madrid. La start up gallega, impulsada por una familia con amplia trayectoria en el sector de la moda en la región, acaba de abrir su primera tienda en la capital, ubicada en el local que ocupaba el antiguo flagship de Ecoalf.

 

La tienda se encuentra en el número 116 de la calle Hortaleza y fue la primera de Ecoalf, que el año pasado abandonó el local para trasladarse al Palacio de Santa Bárbara. El espacio ha sido reformado por el estudio coruñés MAS Arquitectura.

 

El Pulpo comenzó a gestarse en 2005 de la mano de Jorge Chacón, que desde hace quince años tiene una agencia de representación que comercializa marcas como Lacoste, Napapijri o Ecoalf en la zona norte de España.

 

La empresa cuenta con showrooms en A Coruña, Bilbao, y Lisboa y ahora instalará un cuarto en Madrid, en el mismo local que ocupará la tienda de El Pulpo. La marca, especializada en moda casual, nació como una firma propia para la cadena de tiendas multimarca 14 Onzas, en A Coruña, propiedad de Chacón y su padre.

 

 

 

 

Con el tiempo, la firma comenzó a ganar entidad y a distribuirse en tiendas multimarca de todo el país. En 2019, dio el salto al retail con la apertura de una tienda efímera en Sanxenxo (Pontevedra), uno de los principales destinos turísticos de Galicia.

 

Actualmente, El Pulpo cuenta con setenta puntos de venta en España y dos corners en El Corte Inglés, donde prevé llegar a diez espacios en la campaña de invierno. Además, ha comenzado a operar en Portugal de la mano de un showroom.

 

Chacón tiene el 95% del capital y el resto está en manos del actor Xosé Antonio Touriñán, con quien la marca ha trabajado desde sus inicios para ganar visibilidad. El objetivo de la compañía, que cuenta ya con un equipo de tres personas, es alcanzar este año un millón de euros de facturación, con un 20% procedente del canal online.

 

La oferta de la firma incluye camisas, punto, pantalones, cazadoras y accesorios y los precios oscilan entre treinta euros para camisetas y 150 euros para las prendas exteriores. La producción se realiza entre Galicia y Portugal salvo la prenda exterior, que se importa de Asia.