Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La ‘start up’ de calzado personalizado Bullfeet abre una ronda de dos millones

La empresa madrileña, que ha reducido el tiempo de fabricación de sus sneakers ecológicas a sólo cinco días, prevé facturar 800.000 euros en 2021.

David Ruiz

9 mar 2021 - 04:54

La ‘start up’ de calzado personalizado Bullfeet abre una ronda de dos millones

 

 

La personalización del calzado tiene premio. La start up madrileña Bullfeet ha abierto una ronda de financiación con la que prevé levantar dos millones de euros para consolidar su modelo de negocio, basado en la fabricación de calzado personalizado y ecológico.

 

La empresa, creada en 2019 bajo el paraguas de la sociedad Bullfeet QSS (Quality Sport Shoe), por Pablo Gil y Álvaro Temiño, basa su modelo de negocio la producción bajo demanda y con diseños personalizados. “Sólo tardamos días en fabricar las sneakers desde la recepción del pedido”, explica Temiño.

 

La empresa vendió tres mil pares de zapatillas el año pasado y para 2021 prevé triplicar esa cantidad, hasta llegara a los diez mil pares, lo que supondría unos ingresos de unos 800.000 euros. “Estamos en fase de consolidación del negocio y hemos iniciado una ronda para captar más financiación con el objetivo de seguir creciendo”, apunta Gil a Modaes.es

 

Actualmente, la empresa tiene avanzada esa ronda de la que espera captar “cerca de dos millones de euros de inversores no sólo privados sino también públicos; hay una institución pública del sector de la tecnología de la digitalización muy interesada”, aclara Gil.  “Las negociaciones, en fase avanzada, podrían cerrarse antes de junio. De momento, la empresa ha invertido 400.000 euros para dar sus primeros pasos.

 

Bullfeet fabrica sus zapatillas con cuatro tipos de materiales sostenibles: el plástico de mar, el cuero vegano, el corcho y el textil reciclado. El factor de diferenciación de su modelo de negocio es la reducción de los tiempos de fabricación:  sólo cinco días desde la confirmación del pedido.   

 

 

 

 

Bullfeet cuenta con una nave de 600 metros cuadrados en Almansa en la que trabajan actualmente quince personas. “El 80% del calzado se produce en esa fábrica y el 20% restante lo tenemos subcontratado a empresas españolas”, explica Temiño. Las oficinas centrales se encuentran en el Paseo de la Castellana de Madrid y parte del equipo de marketing teletrabaja desde distintos puntos de España.

 

La empresa genera el grueso de sus ventas a través del canal online, mediante su plataforma y el Marketplace de Amazon, aunque ha comenzado también a testar el canal físico. Para ello, ha creado un mostrador de dos metros de altura con una pantalla táctil que pretende ubicar en tiendas que no tienen necesariamente que ver con el sector del calzado. Desde estos mostradores se pueden diseñar las sneakers y realizar el pedido.

 

De hecho, la empresa ya ha llegado a acuerdos con Atlantis Aquarium de Madrid y con los zoos de Berlín y Londres para la instalación de estos mostradores ecológicos.  “Hemos firmado ya acuerdos con 25 puntos de venta y esperamos llegar al centenar antes de que finalice el año”, explica Gil.

 

 “Nuestro modelo de negocio no sólo anula el stock, sino que es sostenible y apuesta por el comercio local ya que cualquier negocio de barrio, con un simple display, podría vender nuestro calzado”, defienden los socios.

 

El proyecto pasa por la internacionalización, aunque de momento” a un ritmo más lento del deseado”, indica Temiño. La empresa ha puesto el foco en Alemania y Francia como mercados prioritarios. “Tenemos ya contactos con representantes en ambos países”, reconoce Gil.