Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La sastrería Bere Casillas ultima la apertura de su capital para afianzar su expansión y lanzarse al retail

La empresa se ha aliado con Socios Inversores, compañía especializada en financiación colectiva, para encarar una ronda de financiación y captar entre 170.000 euros y 200.000 euros.

S. Riera

2 may 2017 - 04:43

La sastrería Bere Casillas abre su capital para afianzar su expansión y lanzarse al retail

 

Bere Casillas abre su capital para acelerar su crecimiento. La marca de moda masculina, propiedad de la sociedad Trajes a medida, se ha aliado con Socios Inversores, compañía especializada en financiación colectiva, para abrir una ronda de financiación. La compañía de moda masculina espera captar con esta operación entre 170.000 euros y 200.000 euros, según han explicado fuentes del grupo a Modaes.es.

 

Trajes a medida se puso en marcha hace tres años de la mano del emprendedor sevillanos, José Molina y el catalán Carlos Bel, como un ecommerce dedicado a la sastrería. Poco después de lanzar la empresa, los fundadores ficharon al sastre Bere Casillas, que entonces contaba con gran popularidad en el Red por su actividad en redes sociales y, en especial, en Youtube.

 

El acuerdo con Casillas estaba centrado en dar un giro técnico completo a las lineas de prendas sastre y potenciar Bere Casillas como marca comercial. Casillas tomó las riendas de la dirección creativa y adquirió una participación mayoritaria del capital. En la actualidad, la empresa cuenta con una plantilla de diez trabajadores, un showowroom en Madrid y un establecimiento en Granada.

 

 

La compañía organiza encuentros puntuales en ciudades como Barcelona o Sevilla para atender a sus clientes. El grueso de su actividad se realiza en España, aunque cuenta con clientes en el extranjero, sobre todo de países como Suiza, Francia, Reino Unido y Alemania, además de Estados Unidos y la región latinoamericana.

 

La compañía continúa en la actualidad en manos de Casillas, los fundadores y otros pequeños inversores y, con la apertura de capital, pretende dar un salto hacia adelante para impulsar su expansión internacional y lanzarse al retail a través de la franquicia. Por el momento, la compañía tiene previsto poner en marcha nuevos establecimientos en España mediante esta fórmula en Barcelona, Sevilla y Bilbao.

 

La actividad del grupo, pese haber nacido como un pure player, se realiza entre el online y el offline. Según explican desde la empresa, en el sector de la sastrería “cuesta que el cliente sea cien por cien online”. En este sentido, la empresa también se ha marcado como objetivo fortalecer su presencia internacional para acercarse a sus clientes fuera de España.

 

Esta no es la primera vez que Casillas sale a la caza de capital. Hace tres años, cuando se involucró en el proyecto, entabló negociaciones con inversores para ir creando estructura, sobre todo en el extranjero. La empresa había puesto entonces el punto de mira en el mercado estadounidense.