Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La nueva presidenta de Saks planea destinar 1.250 millones de dólares para rejuvenecer a la firma

Modaes

14 ene 2014 - 12:07

Lavado de cara para los grandes almacenes Saks tras el cambio en su cúpula directiva. La nueva presidenta de Saks Fifth Avenue, Marigay McKee, que se incorporó a la compañía en diciembre de 2013, destinará 1.250 millones de dólares (914.68 millones de euros) para remodelar las tiendas de la firma de lujo en un periodo de dos años, con el objetivo de modernizar la marca y atraer nuevos clientes.

 

Aunque los colores corporativos seguirán siendo blanco y negro, McKee planea introducir cambios en la estética de Saks, con modificaciones que van desde las ventanas y los espacios de las tiendas hasta el packaging de los productos, según Business of Fashion.

 

El objetivo fijado por la nueva presidenta es modernizar la compañía sin dañar su ADN, ampliando la clientela más allá del núcleo de mujeres de 50 años, aunque sin perder a este segmento. Además, Saks añadirá a sus escaparates mercancía exclusiva para diferenciarse del resto de los grandes almacenes.

 

Entre los planes de McKee figuran el de añadir moda contemporánea para jóvenes e incorporar nuevos diseñadores de Francia y Reino Unido. También subraya su intención de vender más productos de lujo, como pieles exóticas y diseños de alta costura, en los puntos de venta frecuentados por la clientela con más poder adquisitivo. 

 

Saks fue adquirida en noviembre de 2013 por Hudson Bay Co., una cadena canadiense de grandes almacenes, por un total de 2.400 millones de dólares (1.700 millones de euros). El acuerdo integró bajo el mismo paraguas a Hudson’s Bay, Lord & Taylor y Saks, creando una compañía que opera 320 tiendas.