Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La marca de calzado Ras cambia de manos e impulsa el crecimiento en China y Rusia

S. Riera

30 ene 2014 - 04:45

Nueva etapa para la marca de calzado Ras. La enseña alicantina retoma su actividad después de que uno de los fundadores de Marshoes, la empresa propietaria, abandonara el proyecto el año pasado. El hasta entonces director general Antonio Medina dejó el cargo y cedió el mando a los otros dos socios fundadores, Rafael Boix, responsable de diseño, y José Morán, director comercial y de márketing.

 

La compañía Zappas, con sede en Elche (Alicante), es la nueva propietaria de la licencia para la distribución de las colecciones de Ras. La enseña mantiene su espíritu exportador. El 90% de las ventas de la marca se realizan fuera de las fronteras españolas, en una treintena de países. Europa es el principal mercado en el que opera Ras, aunque sus planes pasan por abrirse a economías emergentes como China y Rusia, según ha explicado José Morán a Modaes.es.

 

En China, Ras cuenta por ahora con quince puntos de venta en las principales ciudades del país, como Pekín, Shanghai y Shenzhen, entre otras. La enseña ha dado sus primeros pasos en el gigante asiático a través de comercios multimarca especializados en moda y posicionados en un segmento alto. La marca está distribuyendo sus zapatos en China a un precio medio superior a los 150 euros.

 

Por otro lado, Ras reitera su apuesta por el mercado ruso después de haber tenido una evolución irregular. Según ha explicado Morán, Rusia es un país muy complejo, pero no por ello renuncian a él.

 

Ras, que continúa produciendo sus colecciones en España, prevé cerrar 2013 con una facturación de más de seis millones de euros. Marshoes, fundada en 1995, además de Ras, creó otras dos marcas: Álima, de calzado para mujer de inspiración italiana, y KTW, de línea más joven y destinada al mercado masculino.