Empresa

La heredera de los supermercados Sorli impulsa su compañía de moda Somia con su segunda tienda

Anna Sorli, miembro de la segunda generación de la empresa barcelonesa de distribución que lleva su apellido, acaba de abrir un nuevo punto de venta de su cadena Somia, de moda femenina, entre Rambla Cataluña y Paseo de Gracia.

La heredera de los supermercados Sorli impulsa su compañía de moda Somia con su segunda tienda
“Es complicado diseñar prendas con producción local y materiales reciclados y que además sean tendencia”, explica Sorli, que echa de menos una mayor inversión en facilitar el desarrollo de modelos de negocio upcycled en la moda.

I. Carmona

29 nov 2022 - 05:00

De vender frescos a montar maniquís con prendas upcycled. Anna Sorli, miembro de la segunda generación del grupo barcelonés de supermercados que lleva su apellido, acaba de abrir la segunda tienda de su compañía de moda, Somia, en pleno eje comercial de Barcelona. El nuevo establecimiento se encuentra en el número 247 de la calle Rosselló, entre Rambla Cataluña y Paseo de Gracia

 

La empresa de moda femenina nació en 2019 como un proyecto personal de la ejecutiva, con más de tres décadas de experiencia en la compañía familiar, y sus primeras producciones se confeccionaron en un taller de punto en Mataró, según relata Sorli a Modaes. Poco después, Somia forjó una alianza con la Fundación Ared, especializada en fomentar la formación profesional para mujeres en la industria textil.

 

En 2021, la compañía comenzó a vender en un establecimiento multimarca en Vilassar de Mar y abrió su primera tienda en el barrio barcelonés de San Cugat ese mismo año, además de contar con su propia web de comercio electrónico.

 

“En San Cugat tenemos un público muy local, pero con la apertura de Rosselló estamos persiguiendo a un consumidor turista y más interesado en la moda”, señala la fundadora y copropietaria de Somia. El nuevo establecimiento de la compañía cuenta con una superficie de doscientos metros cuadrados, mucho más de lo que ocupa el primer punto de venta de la empresa. La tienda se sitúa junto a puntos de venta de Brandy Melville, Scotch&Soda y Kriim y en frente de un establecimiento de Textura.  

 

 

 

 

Con los años, la compañía barcelonesa amplió su red de producción con un taller de tricot en Igualada y de la mano de la Fundación Nou Xamfrà, que opera en Esplugues. Algunas de las prendas de Somia se elaboran a través de artículos desechados que compra a entidades como Humana y que transforma en piezas upcycled y accesorios de mujer.

 

Es complicado diseñar prendas con producción local y materiales reciclados y que además sean tendencia”, explica Sorli, que echa de menos una mayor inversión en facilitar el desarrollo de modelos de negocio upcycled en la moda.

 

Actualmente, la plantilla de Somia se compone de cuatro personas, además de seis trabajadores en tienda. Los cuatro socios de la empresa trabajan de la mano con Sorli en el grupo de supermercados y compaginan la gestión de la start up con sus actividades diarias.

 

En los próximos meses, Somia prevé continuar consolidando su actividad online y sus ventas en tienda antes de plantear una tercera apertura y proyecta que sus ventas se incrementen notablemente este año tras la apertura en Rosselló.