Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Sep 202118:40

La familia Benetton inyecta 300 millones en la compañía tras la pandemia

Las pérdidas netas de la empresa ascendieron el año pasado a 361 millones de euros. Los Benetton inyectaron doscientos millones el año pasado y prevén aportar cien millones más hasta 2022.
11 Jun 2021 — 09:50
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

La familia Benetton inyecta 300 millones en la compañía tras la pandemia

 

 

Los Benetton sacan la chequera para salvar la compañía. La familia fundadora inyectará trescientos millones de euros (365,1 millones de dólares) para paliar el golpe de la pandemia al negocio, según Reuters. El año pasado, Edizione, el hólding de los Benetton, aportó doscientos millones de euros (243,4 millones de dólares) a la empresa, y prevé inyectar otros cien millones de euros (121,7 millones de dólares) hasta finales de 2022.

 

El año pasado, las pérdidas netas de la compañía se cuadriplicaron en el marco de la crisis del Covid-19, hasta 361 millones de euros (439,4 millones de dólares). El cierre de tiendas y las restricciones de movilidad impactaron especialmente al negocio de Benetton.

 

El objetivo de Benetton tras la inyección de capital, según ha explicado la compañía en un documento presentado ante la Cámara Local del Comercio, es lograr un beneficio operativo en 2023 que crezca hasta representar el 6% de las ventas totales en 2026. Para ello, la empresa planea implementar un plan de transformación en su modelo operativo y de producción, a la vez que aplicará medidas de reducción de costes.

 

 

 

 

El negocio de la compañía ha sufrido con dureza las consecuencias de la pandemia en el último año, lo que la ha llevado a replantear su estrategia. En este contexto, en marzo de este año la compañía, que no comunica sus resultados, echó el cierre a su histórico flagship en el Duomo de Milán, que contaba con 1.750 metros cuadrados divididos en tres pisos.

 

Los planes de Benetton pasan ahora por priorizar las tiendas de hasta 250 metros cuadrados, lo que podría llevar a la compañía a plantearse un ajuste más acusado de su red de puntos de venta.

 

La empresa estaba desde 2017 pilotada por Luciano Benetton, que regresó al grupo como presidente ejecutivo diez años después de ceder el timón. “En 2008, me fui de la empresa con 155 millones de beneficio y regreso con 81 millones de euros en pérdidas”, argumentó entonces el empresario. En marzo del año pasado, la compañía ficho a Massimo Renon, hasta entonces al frente de Marcolin, como nuevo consejero delegado.

 

Fundada en la localidad de Ponzano Veneto, la compañía echó a andar en 1965 de la mano de la familia Benetton. La empresa, especializada en punto, dio el salto internacional en la década de los ochenta, cuando inició una fuerte expansión global a través de la franquicia. En la actualidad, Benetton cuenta con una red de alrededor de 5.000 puntos de venta repartidos por varios países, la mayoría de los cuales son europeos.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...