Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

La cadena de tallas grandes Kurokai entra en concurso

8 jul 2011 - 00:00

Custodio Pareja.- La cadena de moda femenina de tallas grandes Kurokai entra en los juzgados. Rubimens, la sociedad con la que opera la marca catalana, ha presentado concurso voluntario de acreedores.

La empresa, fundada en 1989 y con sede en Badalona, empezó a operar en el sector textil como fabricante y mayorista de ropa de mujer de tallas grandes a través de Rubimens. En el año 2000 nació Kurokai, una cadena con la que la compañía se adentró en la distribución minorista.  

 

Kurokai es una de las pocas cadenas de tallas grandes para el público joven que opera en el mercado español, junto a otras como Kanak, también con sede en Badalona.

 

Mientras Rubimens se dedica a la confección de prendas de señora y su posterior comercialización, Profashion es la sociedad que gestiona los inmuebles.

El concurso de acreedores voluntario fue  declarado el pasado 11 de junio en el Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona. Jorge Zambrana Ledesma ha sido nombrado administrador concursal.

 

Kurokai ha tejido una red de hasta 21 tiendas en España y Portugal con establecimientos propios y franquicias. Tras cerrar 15 puntos de venta, Kurokai sólo posee 6 establecimientos, en Barcelona, Sabadell, Blanes, Granada, Córdoba y Écija. La compañía no ha querido hacer declaraciones, pero ha explicado que se encuentra en “proceso de reestructuración”.

 

Según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, Rubimens registró a cierre de su ejercicio fiscal 2008 unas pérdidas de 242.335 euros, frente al beneficio de 11.454 euros obtenido el año anterior.

 

La sociedad obtuvo en 2008 una cifra de negocio de 5,97 millones de euros, un 10,5% más respecto a los 5,4 millones de euros de 2007.

 

A cierre de 2008, la empresa acumulaba una deuda total de 1,3 millones de euros, de los que 1,01 millones de euros correspondían a deudas con entidades de crédito. Los fondos propios de Rubimens se situaron en 2008 en 426.247 euros, un 33,27% menos que en 2007, cuando la sociedad contaba con unos fondos propios de 638.852 euros.