Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Kina Fernández sucumbe al entorno económico y presenta concurso de acreedores

15 feb 2010 - 00:00

Los focos de la próxima edición de pasarela Cibeles harán brillar los diseños de la gallega Kina Fernández, pero la situación de su empresa atraviesa momentos complicados. La sociedad Volvoreta, con la que opera la diseñadora, ha sido declarada en concurso de acreedores por el Juzgado Mercantil número 1 de A Coruña.A finales del año pasado, la empresa presentó concurso de acreedores voluntario al no poder hacer frente a sus deudas. La compañía, cuyo pasivo asciende a un mínimo de 2,6 millones de euros, atribuye su entrada en los juzgados a la negativa de la banca a conceder un crédito para reestructurar la empresa, que se ha visto afectada por la caída del consumo. Volvoreta, controlada por el matrimonio formado por Kina Fernández y José Álvarez, esperaba obtener un crédito por parte de varias entidades financieras por importe de 1,69 millones de euros. La empresa trató de negociar este préstamo con un aval de 1,19 millones de euros que el Instituto Gallego de Promoción Económica (Igape) le otorgó en 2009. La semana pasada, la compañía se reunió con sus trabajadores para informarles sobre la situación concursal y sobre su intención de presentar un expediente de regulación de empleo (ERE). La empresa gallega tiene previsto despedir a 26 de los 46 empleados del grupo, distribuidos entre la fábrica del polígono de A Grela (A Coruña) y las tiendas de A Coruña, Madrid y Ávila. Según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, Volvoreta registró una caída del 20% en sus ventas en 2008, que se cerró con unos números rojos de cerca de 600.000 euros. Los propietarios de la empresa preveían regresar a beneficios en 2010, tras poner en marcha un plan de reestructuración e incrementar sus puntos de venta para aumentar su cifra de negocio.