Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

J. Crew, a concurso de acreedores

La compañía ha llegado a un acuerdo con los acreedores para reestructurar su deuda y ha firmado un préstamo DIP de 400 millones de dólares con sus actuales deudores.

Modaes

4 may 2020 - 14:12

J. Crew entra en concurso de acreedores

 

 

J. Crew entra finalmente en los juzgados. La compañía estadounidense, especializada en moda femenina y masculina, ha presentado chapter 11 bankruptcy (equivalente al concurso de acreedores español) en el juzgado mercantil del distrito este de Virginia.

 

La empresa ha llegado ya a un acuerdo con sus acreedores para capitalizar alrededor de 1.650 millones de dólares de deuda. Además, el grupo ha firmado un acuerdo de financiación de deudor en posesión (DIP, en sus siglas en inglés) por 400 millones de dólares con sus actuales acreedores: Anchorage Capital, GSO Capital Partners y Davidson Kempner Capital Management, entre otros.

 

Este tipo de préstamos, habitual en los procesos concursales de Estados Unidos y Canadá, se emplea para financiar la continuidad de las operaciones durante el concurso y tiene prioridad sobre otras deudas existentes.

 

 

 

 

“Este acuerdo supone un hito crítico en el proceso de transformación de nuestro negocio”, aseguró Jan Singer, consejera delegada de J. Crew, que se incorporó al grupo a principios de este año procedente de Victoria’s Secret. Madewell, para la que el grupo estaba preparando una salida a bolsa este año, continuará formando parte de la compañía.

 

Durante este proceso, la empresa continuará operando su negocio. “Mientras vemos cómo reabrir nuestras tiendas de la manera más rápida y segura posible, esta reestructuración financiera integral debería permitir que nuestro negocio y nuestras marcas prosperen en los próximos años”, añadió.

 

“El significativo desapalancamiento contemplado en este acuerdo, junto con la estrategia de J. Crew para fortalecer su sólida plataforma de comercio electrónico para impulsar el crecimiento continuo, posicionará a la compañía para el éxito futuro”, dijo Kevin Ulrich, consejero delegado de Anchorage Capital.

 

J. Crew echó a andar como una empresa de venta por catálogo en 1983, y seis años después abrió su primera tienda en Nueva York. Desde 2011, el grupo está en manos de los fondos TPG Capital y Leonard Green&Partners, que lo compraron por 3.000 millones de dólares.

 

Los nuevos propietarios aceleraron la expansión con tiendas de la cadena, duplicando su red comercial en nueve años, pero también engordaron su deuda, que pasó de 50 millones antes de la operación a 1.700 millones de dólares a 1 de febrero. La empresa cerró 2019 con una facturación de 2.540 millones de dólares, un 2,3% más que el año anterior, gracias al impulso de Madewell, que creció un 10%. En cambio, la marca J. Crew redujo un 1% sus ventas.