Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

08 Mar 202119:56

Inditex vuelve al negro: el único gigante que pone rumbo a beneficios en el año de Covid

Ni el grupo sueco H&M ni el estadounidense Gap han logrado la misma evolución que la compañía española. La gestión del stock es hoy la clave del negocio. “En 2021, en un momento más normalizado, seguiremos igual: menos inventario como porcentaje de las ventas”, afirmó ayer Pablo Isla.
16 Dic 2020 — 04:00
Pilar Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Inditex vuelve al negro: el único gigante que pone rumbo a beneficios en el año de Covid

 

 

Inditex pone rumbo al negro en el año del Covid-19. El grupo español es, hoy por hoy, el único gigante de la industria mundial de la gran distribución de moda que, previsiblemente, cerrará 2020 en beneficios. El grupo presidido por Pablo Isla se tiñó de rojo en el primer trimestre, pero en el segundo y el tercero dejó atrás las pérdidas, logrando cerrar el acumulado de los nueves primeros meses del ejercicio en beneficios. Ni el grupo sueco H&M ni el estadounidense Gap han logrado la misma evolución.

 

La matriz de Zara es el único de los tres grandes grupos del sector que ya ha logrado corregir el impacto del cierre de tiendas derivado del estado de alarma declarado en prácticamente todo el mundo durante la pasada primavera. El grupo ha logrado salir de las pérdidas, después de cerrar el primer trimestre con unos números rojos de 409 millones de euros y ganar 214 millones de mayo a julio.

 

La compañía ha finalizado los nueve primeros meses del ejercicio (entre enero y noviembre) en beneficios, si bien los 671 millones de euros registrados se sitúan un 75% por debajo de la cifra del mismo periodo del año pasado. El grupo finalizará el ejercicio completo el próximo 31 de enero y, tradicionalmente, la recta final del año es el segundo periodo más relevante para el grupo en términos de beneficios trimestrales.

 

H&M logró regresar a números negros en el tercer trimestre del año, pero no consiguió compensar la evolución en los dos anteriores y finalizó los nueve primeros meses de su ejercicio (periodo finalizado el pasado 31 de agosto) con unos números rojos acumulados de 1.242 millones de coronas suecas (117,9 millones de euros).

 

 

 

 

La compañía dio a conocer ayer la evolución de sus ventas en el cuarto trimestre (cerrado en noviembre), que se saldó con una caída del negocio del 14,8%, mientras en el conjunto del ejercicio el descenso fue del 19,7%. El grupo no comunicará la evolución del beneficio hasta el 29 de enero, pero es probable que no logre una evolución como la de Inditex.

 

Para entrar en beneficios en el conjunto del año, la empresa sueca debería repetir la misma cifra de beneficios del tercer trimestre de 2020: 1.821 millones de coronas suecas (178 millones de euros). Para H&M, el cuarto trimestre del ejercicio es, cada año, el segundo más relevante en este sentido.

 

La compleja situación en que se encontraba Gap ya antes de la pandemia está pasando factura al grupo en 2020. El grupo estadounidense, liderado desde este año por Sonia Syngal, acumuló unos números rojos de 899 millones de dólares a cierre de los nueve primeros meses del ejercicio (periodo finalizado el pasado 31 de octubre).

 

Tras entrar en pérdidas en el segundo trimestre, Gap regresó al negro en el tercero, con un beneficio neto de 95 millones de dólares, frente a los 140 millones del mismo periodo de 2019. Pero lo cierto es que Gap ya empezó el año del Covid-19 con mal pie, pues en el cuarto trimestre del pasado ejercicio registró unos números rojos de 184 millones de dólares.

 

 

 

 

Inditex, la clave está en el inventario

“Siempre hemos gestionado la empresa con un bajo nivel de stock, pero gracias a la inversión en tecnología y a la integración de los canales online y offline esta tendencia se ha acelerado”, señaló ayer el presidente de Inditex en conferencia con analistas tras la presentación de resultados. “En 2018 esta tendencia se hizo evidente; en 2019, particularmente evidente, y en 2020, ha sido extremadamente útil”, destacó Isla.

 

Inditex comenzó el año del Covid haciendo gala de su modelo y sacando partido a una de las estrategias con las que está marcando la diferencia con sus rivales: la gestión del stock. Desde el año pasado, la compañía está logrando vender más con menos, es decir, conseguir que el aumento de inventario se mantenga siempre por debajo del de sus ventas. En el año del Covid, en el que las ventas no crecen sino decrecen, no se trata de aumentar inventario, sino de reducirlo.

 

Mientras otros grandes grupos del sector se han visto inundados de stock, Inditex ha conseguido contenerlo, gracias, según la empresa, a una gestión centralizada del inventario, a la integración de canales y a la su modelo de aprovisionamiento.

 

 

 

 

Desde el primer trimestre de 2020, el grupo ha logrado reducir el coste de ventas, es decir, el gasto en aprovisionamiento, en la misma medida en que se han encogido sus ventas. En el primer trimestre, Inditex redujo el coste de ventas un 42,8%, prácticamente la misma proporción en que se encogieron las ventas, un 44,3%. En el segundo trimestre, volvió a repetir el mismo movimiento: el coste de aprovisionamiento en el periodo se situó en 2.147 millones de euros, un 31,49% menos que en el mismo periodo de 2019, y las ventas cayeron un 31,38%.

 

¿Qué ha hecho Inditex en el tercero? Exactamente lo mismo. El coste de aprovisionamiento en el tercer trimestre se situó en 2.392 millones de euros, lo que supuso un 12% menos que en el mismo periodo de 2019, cuando gastó 2.746 millones de euros. Las ventas, por su parte, encogieron un 13,54%.

 

“En 2021, en un momento más normalizado, seguiremos igual: menos inventario como porcentaje de las ventas”, afirmó ayer Isla. “Es una tendencia global: si crece el inventario, lo hará siempre por debajo de las ventas, eso nos permite ser más eficientes -dijo-; es una clave del negocio hoy y lo será en adelante”.

Publicidad
Comentar
Compartir
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...