Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

24 May 201812:21

h Empresa

Inditex: los resultados del líder ‘asustan’ al sector con el trimestre más ‘gordo’ bajo lupa

El gigante español presenta el miércoles sus resultados anuales, después de que los analistas hayan apuntado a un frenazo del negocio en el último trimestre del ejercicio, el que cada año genera más ventas y beneficio para la compañía. 
12 Mar 2018 — 04:00
Pilar Riaño
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

 

“Si hasta a Inditex le va mal…”. Esta parece ser el consuelo de la mayoría de grupos del negocio de la moda en un momento complejo, marcada por la dolorosa transición hacia el digital, las altas temperaturas y, en el caso de España (su mercado doméstico), una situación política cuanto menos desestabilizante. Las previsiones de los analistas pasan por que Inditex presente, el miércoles, un frenazo en su evolución, que hasta ahora había escapado a la caída que han experimentado sus máximos rivales durante los últimos años. En el cuarto trimestre, el más importante en volumen para el grupo, el calor, la política y la moneda podrían haberle puesto la zancadilla al hasta ahora intocable Inditex.

 

El cuarto trimestre  (entre noviembre y enero) es, cada año, el que más ventas y beneficio neto aporta a las cuentas anuales del grupo. En 2016, por ejemplo, Inditex registró una facturación de 6.905 millones de euros (8.495 millones de dólares) en el último trimestre del ejercicio, frente a los 5.941 millones, 5.586 millones y 4.879 millones del tercero, segundo y primer, respectivamente. El cuarto trimestre representó, así, casi el 30% (29,62%) de las ventas anuales del grupo.

 

Lo mismo sucede con el beneficio neto: en 2016, logró el 30,1% de resultado en el último periodo del año. El resultado neto de Inditex en el cuarto trimestre de 2016 se situó en 952 millones de euros (1.171,2 millones de dólares), en comparación con los 949 millones del tercero, los 702 millones del segundo y los 554 millones del primero.

 

 

 

 

Teniendo en cuenta la evolución de los últimos trimestres, Inditex frenará el ritmo con casi toda seguridad en 2017. Para mantener el crecimiento registrado en 2016 (cuando elevó sus ventas un 11,54%), Inditex debería facturar en el último trimestre 8.038 millones de euros, lo que representaría un aumento interanual del 16,41%, muy por encima de la evolución registrada en el primer (14,14%), segundo (9,24%) y tercer (5,91%) trimestre de 2017 y de los crecimientos interanuales de todos los trimestres de 2016. De hecho, hay que remontarse al primer trimestre de 2015 (un año muy bueno para Inditex) para encontrar aumentos del orden del 16%.

 

En el caso del beneficio neto, para mantener el aumento de 2016 (que fue del 9,81%) Inditex debería finalizar el ejercicio con un resultado neto de 3.467 millones de euros (4.265,3 millones de dólares), lo que representaría ganar 1.126 millones de euros (1.385,3 millones de dólares) en el cuarto trimestre. Estos más de mil millones de euros supondrían un incremento interanual del 18,28%, cuando en el tercer trimestre ganó sólo un 2,74% más y en el segundo, un 1,42% más.

 

Entre noviembre y enero, Inditex (igual que el conjunto del negocio de la moda) ha estado marcada por tres elementos exógenos. En primer lugar, las altas temperaturas que han recorrido el conjunto de Europa, que ha frenado la venta de abrigos y ha forzado a vender con descuentos las prendas en enero, un mes que, en el caso de España, tiene un gran impacto por el antaño periodo oficial de rebajas.

 

En segundo lugar, la crisis política catalana ha impactado en las ventas del conjunto de las cadenas de moda. Aunque el golpe más duro fue en octubre, la situación se alargó hasta el final del año. Y, en tercer lugar, el efecto divisa, pues la fortaleza del euro frente al dólar se dejará notar en el resultado operativo de la empresa.

 

 

 

 

De hecho, en el tercer trimestre de 2016 el grupo ya vio caer su margen bruto. El tercer trimestre del año es, tradicionalmente, el de mayor margen para la compañía gallega, un hecho que en 2017 se ha mantenido, si bien a la baja frente al mismo periodo de 2016, con un 59,4% frente al 59,7% del tercer trimestre de 2016.

 

En el conjunto de 2016, el grupo vio descender el margen bruto casi un punto porcentual, una circunstancia que atribuyó a los efectos de la divisa. El margen bruto del grupo en 2016 se situó en 13.279 millones de euros (16.359 millones de dólares), equivalente al 57% de las ventas, frente al 57,8% del año anterior. En 2014, el margen bruto era del 58,3%; en 2013, del 59,3%, y en 2012, del 59,8%. 

 

Las previsiones pasan por que en el cuarto trimestre de 2017 el margen vuelva a encogerse como consecuencia de la necesidad de incrementar la política de promociones para reducir stock y animar la venta de prendas de abrigo.

 

 

 

 

Inditex frente a los rivales

Si Inditex había escapado, hasta ahora, al impacto de elementos exógenos como la climatología y a endógenos como la transformación del retail, sus más inmediatos rivales, H&M y Gap, llevan año sufriendo las consecuencias. El grupo estadounidense lleva años sumido en una reestructuración, pero el sueco ha sido este año cuando ha admitido la crisis de su modelo.

 

H&M calificó como “decepcionante” el ejercicio 2017 (finalizado en noviembre de 2016), que cerró con un crecimiento de las ventas de sólo el 4%, frente al 6,3% del año anterior, y volvió a encoger su beneficio.

 

El gigante sueco, número dos mundial de distribución de moda, facturó 200.004 millones de coronas suecas (24.234 millones de dólares) en 2017.  El beneficio de H&M retrocedió un 13%, hasta 16.184 millones de coronas suecas (1.960,9 millones de dólares). La empresa señaló que parte de esta caída se debe a la “débil evolución de las ventas en las tiendas físicas de H&M.

 

Por trimestres, en el cuarto de 2017 H&M experimentó una reducción del 4,39% en sus ventas y del 32,48% en su resultado neto. Este trimestre, sin embargo, sólo coincidiría en un mes (noviembre) con el cuarto trimestre de Inditex.

 

El caso de Gap es un tanto diferente, si bien sus cuentas están lejos del esplendor que tenían cuando el grupo estadounidense reinaba en el negocio de la distribución de moda. Gap finalizó 2017 con la primera mejora en sus ganancias desde 2014: la compañía estadounidense cerró el pasado ejercicio (concluido el 3 de febrero de 2018) con un alza del 25% de su beneficio, frente al retroceso del 26% de 2016.

 

El resultado neto de Gap en 2017 se situó en 848 millones de dólares, frente a los 676 millones de dólares de 2016. La cifra de negocio de Gap fue de 15.855 millones de dólares, con un alza del 2,2%.

 

A diferencia de H&M, Gap aceleró en ventas en su cuarto trimestre, si bien encogió su beneficio. La empresa aumentó su facturación un 7,88%, mientras su resultado neto se redujo un 6,82%.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...