Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Inditex, inmune a la inflación: cierra el mejor segundo trimestre de su historia

El grupo logró compensar la escalada de costes con una subida selectiva de precios, que a su vez no parece haber tenido impacto en el volumen de ventas. El margen se mantiene en máximos desde 2015.

Inditex, inmune a la inflación: cierra el mejor segundo trimestre de su historia
Inditex ha finalizado el segundo trimestre (de mayo a julio) con un crecimiento de ingresos del 15,9%.

Iria P. Gestal

15 sep 2022 - 05:00

Inditex lo vuelve a hacer. En unos meses marcados por la inflación y una oleada de profit warnings en el sector del retail de moda, el grupo gallego ha registrado sus mejores resultados para un segundo trimestre, con más de 8.000 millones de euros de ingresos y mil millones de beneficio.

 

Para compensar la escalada de coste y proteger su margen bruto, Inditex acometió en la campaña primavera-verano una subida selectiva de precios en todo el mundo. La duda residía en si esta subida iba a afectar al volumen de ventas y qué impacto general en el consumo iba a tener la inflación desbocada.

 

En marzo, cuando se anunció la subida, Inditex estimaba que contribuiría a los ingresos de la campaña primavera-verano en un dígito simple medio a escala global y sin impacto negativo en el volumen.

 

Finalmente, Inditex ha finalizado el segundo trimestre (de mayo a julio) con un crecimiento de ingresos del 15,9%. La subida interanual es la menor desde 2020, pero respecto a 2019 el alza fue del 17,6%, la más alta desde que comenzó la recuperación. Ayer, la compañía anticipó nuevas subidas para la campaña otoño-invierno de un dígito simple medio.

 

 

 

 

Junto a la inflación, el periodo incluye también el impacto de los cierres en Rusia (donde el grupo operaba con 502 tiendas) y también la aplicación de la nueva política de devoluciones online, que según ha explicó ayer el grupo en la conferencia con analistas “no ha afectado en absoluto” al negocio de ecommerce.

 

En concreto, Inditex facturó 8.103 millones de euros en el segundo trimestre. La última vez que el grupo había alcanzado ese hito fue en el cuarto trimestre de 2019. El cuarto es siempre el trimestre más importante del año en ventas debido a que concentra la campaña de invierno.

 

La tendencia se replicó en el resultado neto, que se elevó un 17,6% respecto a 2021 y un 26,9% en relación a 2019, hasta 1.034 millones de euros, también el máximo para este periodo. Hasta ahora, Inditex sólo había ganado más de mil millones de euros en un trimestre en cuatro ocasiones: en el cuarto trimestre de 2017, en el tercero de 2018, en el cuarto de 2018 y en el tercero de 2019. El tercer trimestre es tradicionalmente el más rentable del año.

 

 

 

El margen, por su parte, retrocedió en apenas 40 puntos básicos respecto al segundo trimestre de 2021, hasta situarse en 56%. La variación está en línea con las previsiones de Inditex, que contempla cerrar el año con un margen estable (más/menos cincuenta puntos básicos).

 

Pese a la leve corrección en el último año, el margen continúa estando en máximos para este periodo desde 2015, la última vez que se superó el 60% sobre las ventas. Los gastos de explotación se incrementaron un 17%, por debajo del 24% que aumentaron en el primer trimestre y de nuevo por debajo del alza de las ventas.

 

Preguntado directamente por el impacto de la inflación, Óscar García Maceiras, consejero delegado, reconoció ayer que “las preocupaciones macro y sobre el consumidor son comprensibles, pero tenemos mucha confianza en las oportunidades de crecimiento a largo plazo”.

 

 

 

Oleada de ‘profit warnings’

Los resultados de Inditex contrastan con un creciente pesimismo en el sector del retail de moda en los últimos meses. Primark, uno de los grandes grupos que ha descartado nuevas subidas de precios el año que viene, emitió un profit warning por la escalada de precios de la energía y el impacto de los tipos de cambio.

 

“Como resultado de los recientes movimientos en los precios de las divisas y la energía, y la decisión comercial de limitar futuros incrementos de precio, esperamos que el margen el año que viene esté por debajo del esperado para la segunda mitad de este ejercicio, que se sitúa en el 8%”, explica la compañía.

 

El pasado julio, Adidas también redujo previsiones, que atribuyó al desplome de las ventas en China. La empresa pasó de anticipar un crecimiento de las ventas de entre el 11% y el 13% para 2022 a prever un alza de un dígito medio alto. El margen se situará en el 49 %, frente al 50,7% previsto anteriormente.

 

 

 

 

Por su parte, VF Corporation y PVH han anunciado ya sendos planes de ajuste: el dueño de The North Face eliminará seiscientos puestos de trabajo en sus oficinas, y el propietario de Tommy Hilfiger recortará un 10% sus costes de plantilla.

 

De cara a cierre de año, PVH estima un retroceso de la facturación de entre el 3% y el 4% para este de año, frente a las anteriores previsiones de crecimiento de aumentar su cifra de negocio entre un 1% y un 2% en 2022. Sólo en el tercer trimestre, la empresa estima encoger sus ventas entre un 4% y un 5%.

 

La compañía ha justificado este movimiento debido a la caída de la demanda de los consumidores como resultado de las presiones inflacionarias, un entorno más promocional, un enfoque “más cauteloso” por parte de los establecimientos multimarca y las disrupciones en la cadena de suministro, entre otros motivos.

 

Los profit warnings han sido aún más habituales entre los pure players: Zalando, Asos o About You han recortado sus previsiones en los últimos meses tras ser los grandes beneficiados en el año de la pandemia.