Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Inditex culmina su desembarco en Estados Unidos con el lanzamiento online de Uterqüe y Stradivarius

Zara se desmarcó del resto de conceptos con 16 aperturas netas durante el trimestre. Le siguió Stradivarius, con doce aperturas netas, y Bershka y Oysho, con diez cada una.

Modaes

11 dic 2019 - 09:50

Inditex culmina su desembarco en Estados Unidos con el lanzamiento online de Uterqüe y Stradivarius

 

 

Inditex ha conseguido online lo que no había hecho en treinta años de expansión con tiendas: completar su desembarco en la mayor potencia mundial. El gigante gallego de distribución de moda, número uno por cifra de negocio, ha completado el desembarco de todas sus cadenas en el mercado estadounidense con el lanzamiento de las plataformas online de Oysho, Uterqüe y Stradivarius durante el último trimestre. De esta manera, el grupo ya está presente con todas sus cadenas en el país.

 

En 1989, algo más de dos décadas después de su fundación, la compañía instaló en Nueva York (en concreto en Lexington Avenue) su segunda tienda internacional, sólo después de la de Portugal, puesta en marcha en 1988. Hasta 2012, Zara era la única cadena del grupo presente en Estados Unidos. Después llegaron Massimo Dutti y Zara Home, pero apenas hubo más movimientos hasta 2017.

 

 

 

 

Desde entonces, y gracias a la expansión online, la compañía ha acelerado su apuesta por el país. Primero, con el lanzamiento de la plataforma online de Bershka, a la que siguió después de un pop up store en el Soho de Nueva York.

 

En paralelo, continuó expandiéndose offline con sus otras cadenas y alcanzó los cien establecimientos en el mercado estadounidense. El año pasado, la compañía llevó al país Pull&Bear, que por ahora opera únicamente online y, este año, le han seguido Oysho, Stradivarius y Uterqüe.

 

Inditex cerró los nueve primeros meses de ejercicio con un crecimiento del 7,5%, hasta 19.820 millones de euros. El beneficio neto del grupo, por su parte, se situó en 2.720 millones de euros, un 12% más.