Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

26 Oct 202021:16

Inditex ajusta su estructura: históricos de Massimo Dutti y Bershka salen del grupo

A lo largo de las últimas semanas, el grupo ha prescindido de decenas de empleados en ambas cadenas, entre ellos directivos de rango intermedio de larga trayectoria en la compañía.
27 Jul 2020 — 04:00
Pilar Riaño/ Iria P. Gestal
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Inditex ajusta su estructura: históricos de Massimo Dutti y Bershka salen del grupo

 

 

Reordenación en los equipos de las cadenas de Inditex. Según han explicado a Modaes.es diversas fuentes cercanas a la empresa, a lo largo de las últimas semanas se han producido una veintena de salidas en dos de los principales conceptos del grupo: Massimo Dutti y Berhska. Estos movimientos han afectado a cargos de rango intermedio de larga trayectoria en el grupo y se extienden también a otras cadenas, como Oysho.

 

Las salidas que han tenido lugar han impactado en diferentes áreas de las cadenas, desde finanzas, hasta compras, diseño o imagen. Los gigantes de la moda se encuentran en pleno ajuste de sus estructuras para adaptarse a la nueva situación del mercado tras la crisis del coronavirus, no sólo en tamaño, sino principalmente en estrategia y prioridades, pues áreas como online van a requerir mayores recursos que otras especializadas, por ejemplo, en retail.

 

En Massimo Dutti, Ramón Rubio es uno de los directivos que ha salido de la compañía, donde llevaba 28 años. Rubio ocupaba el cargo de director financiero de la cadena desde 1992. A él se suman Rafael Medina, que se incorporó a la marca en 2014, o Evaristo Sáenz, director de imagen de Massimo Dutti durante 22 años, desde 1998.

 

Fuentes vinculadas con el sector de los recursos humanos señalan a Modaes.es que en Massimo Dutti se habrían producido entre 25 y 30 salidas y sería la cadena que, de momento, está experimentando un mayor ajuste. En Bershka, el impacto se situaría entre 15 y veinte personas, mientras en otras cadenas sería menor. En Oysho, por ejemplo, ha abandonado la compañía Mónica Coca, directora de compras de la cadena, con una trayectoria de catorce años en Inditex.

 

 

 

 

Fuentes cercanas a la empresa señalan que no se trata de un movimiento de recorte de personal y que el ajuste no ha llegado a la dirección de las cadenas. Massimo Dutti está liderada por Jorge Pérez Marcote desde hace veinte años. Bershka, por su parte, está dirigida por Antonio Flórez de la Fuente desde 2017. Ambos ejecutivos forman parte de la alta dirección de Inditex.

 

Bershka es la segunda mayor cadena de Inditex, por detrás de Zara y Zara Home. A cierre del ejercicio 2019, el concepto contabilizó unas ventas de 2.384 millones de euros y un beneficio antes de impuestos de 349 millones de euros. Massimo Dutti, por parte, registró unas ventas de 1.900 millones y ganó 282 millones de euros.

 

Ambos conceptos experimentarán en los próximos meses un ajuste en su red de distribución, en el marco del plan de cierres anunciado por Inditex a principios de junio para hacer frente a las consecuencias del Covid-19. El gigante español planea 1.200 cierres hasta 2021, 300 de ellos en España.

 

 

 

 

 

El nuevo plan estratégico diseñado por el grupo prevé que la compañía llegue a una red de entre 6.700 y 6.900 tiendas en todo el mundo, tras abrir 450 tiendas y absorber entre 1.000 y 1.200 locales de menor tamaño durante este año y el próximo. A pesar del descenso en el número absoluto de unidades, se espera que el crecimiento del espacio bruto anual sea del 2,5%.

La compañía presidida por Pablo Isla finalizó el primer trimestre (periodo comprendido entre febrero y abril) con unas pérdidas netas de 409 millones de euros, en lo que representaron los primeros números rojos de la historia del grupo como compañía cotizada.

 

Las ventas de la compañía se situaron en 3.303 millones de euros en el primer trimestre, frente a los 5.927 millones de euros del mismo periodo de 2019, lo que representa una caída del 44,3%. La compañía consiguió salvar la paralización de las ventas de moda en tiendas físicas por el cierre decretado en todo el mundo para contener la pandemia del coronavirus gracias al crecimiento del negocio online. En el primer trimestre, la actividad en la Red de Inditex se elevó un 50%, con un desarrollo del 95% en abril.

Publicidad
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...