Empresa

ÏD Kids vuelve a ventas prepandemia en 2022 y prevé crecer otro 10% en 2023

La compañía francesa de moda infantil finalizó el último ejercicio con unas ventas de cerca de veinticuatro millones de euros en el mercado español. La empresa, que también ha aumentado su resultado neto, prevé abrir cinco tiendas en el país en los próximos meses.

ÏD Kids vuelve a ventas prepandemia en 2022 y prevé crecer otro 10% en 2023
ÏD Kids tiene previsto abrir cinco tiendas en España y dos en Portugal en 2023.

C. Juárez

25 ene 2023 - 05:00

ÏD Kids esquiva la crisis de la moda infantil. La compañía francesa, que opera con marcas como Okaïdi, Obaïbi o Catimini, ha finalizado el ejercicio 2022 con unas ventas de cerca de veinticuatro millones de euros en España, la misma cifra que antes de la pandemia.

 

“Hemos aguantado bien el tirón, 2022 ha sido un año muy bueno y de estabilidad”, señala Sergi Brunet, director general de ÏD Kids en España y Portugal. “En 2023, nuestro objetivo es afianzar el negocio, y en 2024 impulsar nuestra expansión”, añade el ejecutivo. Antes de la pandemia, la compañía abría cerca de diez tiendas al año en el mercado español.

 

Para este año, los planes de la empresa en el país pasan por crecer otro 10%. “Hemos empezado muy bien el año, en la campaña de Navidad las ventas crecieron un 18% y en rebajas siguen la misma tendencia”, sostiene Brunet. La compañía también ha elevado su resultado neto en el periodo y encadena ya dos ejercicios consecutivos en beneficio.

 

 

 

 

En 2022, ÏD Kids abrió cinco nuevos establecimientos en España y dos en Portugal, donde ha desembarcado en el último año. Para 2023, los planes de la empresa pasan por abrir otros cinco establecimientos en el mercado español y otros dos en Portugal y alcanzar una red de sesenta puntos de venta en la Península Ibérica.

 

La compañía francesa también tiene como objetivo para 2023 fortalecer su canal online, que actualmente supone el 5% de las ventas, para que alcance el 10%. ÏD Kids también espera recuperar el tráfico en sus establecimientos este año, “seguimos con una afluencia por debajo de 2019, pero con más facturación”, explica Brunet.

 

Según el ejecutivo, la desaparición de algunos competidores y la reducción de la red comercial de otras compañías de moda infantil les ha beneficiado. En 2022, la empresa también ha acometido subidas de precios para mitigar el impacto de los costes, aunque no prevé continuar con esta estrategia en 2023.

 

 

 

 

En el último año, la compañía también ha trasladado sus oficinas centrales en España con una nueva sede “con más espacio y más moderna” en la planta baja del Edificio Australia, en Viladecans (Barcelona), muy cerca de sus anteriores instalaciones.

 

ÏD Kids desembarcó en España en 2002 con la apertura de una franquicia en Canarias, y un año después inició su desarrollo en el país con la apertura de tiendas propias. En 2010, la empresa decidió tomar el control de sus franquicias. España es el tercer mayor mercado para la empresa, por detrás de Francia e Italia e igualado con Bélgica.

 

El grupo ÏD Kids nació en 1996 de la mano de Jean-Luc Souflet y Jean Duforest, también cofundador de la empresa de moda femenina Camaïeu. La empresa, que opera con marcas como Oxybul, Okaïdi, Catimini, Absorba u Obaïbi es una de las mayores de su sector por cifra de negocio, que en 2021 alcanzó 853 millones de euros.