Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Hazel sigue los pasos de Coronel Tapiocca y entra en los juzgados

4 nov 2010 - 00:00

Modaes.- La cadena de moda Hazel, controlada por Valanza (sociedad de capital riesgo de BBVA), repite la historia de Coronel Tapiocca. Como ya hizo la compañía controlada por Gala Capital, Hazel se ha acogido al artículo 5.3 de la Ley Concursal, que le otorga cuatro meses para negociar su deuda con sus acreedores. Si transcurrido este plazo no se ha alcanzado un pacto, la compañía deberá presentar concurso de acreedores.De este modo, Hazel logra un periodo extra para poder continuar sus negociaciones con sus acreedores, según adelantó ayer Expansión, sin que ninguno de ellos pueda instarle la antigua suspensión de pagos. Coronel Tapiocca tomó la misma medida, pero las entidades financieras se negaron a modificar las condiciones de su deuda y la empresa se vio abocada al concurso el pasado septiembre. Hazel, que cuenta con una red de alrededor de veinte tiendas, se ha visto afectada especialmente por la coyuntura económica y algunos de sus establecimientos no habían recibido, el pasado septiembre, la mercancía correspondiente a la temporada otoño-invierno. La cadena ha cerrado también algunos puntos de venta, como el del centro comercial Xanadú, en Madrid. Esta situación llega después de que, el pasado julio, el director general de la empresa abandonara la compañía. Guillermo Padellano, actualmente al frente de Aristocrazy (la nueva firma de joyería de Suárez), fue relevado en agosto por Enrique Morales Martín, tal y como adelantó Modaes. El agresivo plan de crecimiento trazado por Valanza para la cadena de moda tras la compra de la cadena de zapaterías Adela Gil ha quedado paralizado. La empresa cerró el último ejercicio con unas pérdidas de cinco millones de euros, y unas ventas de 7,4 millones de euros. Entre 2009 y 2010, Valanza ha realizado sucesivas inyecciones de capital en la estructura de la compañía.