Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Hawkers consolida su presencia en Madrid con una nueva tienda en Fuencarral

La empresa alicantina, especializada en la distribución de gafas, ubicará su nuevo local en el número 27 de la calle Fuencarral, en pleno eje prime de la capital española. La tienda contará una superficie comercial de 90 metros cuadrados y tendrá un almacén subterráneo.

Modaes

18 ene 2022 - 11:55

Tienda de Hawkers

 

 

Hawkers acelera en España. La empresa de óptica con sede en Elche (Alicante) abrirá un nuevo establecimiento en el número 27 de la calle Fuencarral, en pleno eje comercial de Madrid, a través de una operación asesorada por Real Estate Services.

 

La nueva tienda contará con un total de 141 metros cuadrados de superficie, distribuidos entre noventa metros cuadrados de superficie comercial y 51 metros cuadrados de almacén, situado en una planta subterránea. La empresa ya cuenta con un establecimiento en Fuencarral, ubicado en el número 10 de la calle y que abrió en febrero de 2019.

 

En la actualidad, la empresa distribuye sus productos de óptica y accesorios en más de ochenta países a través de su plataforma de ecommerce y está presente en más de 85 puntos de venta en España, Portugal, Italia y Reino Unido, entre otros países.

 

 

 

El pasado septiembre, la empresa puso en marcha una fábrica en Elche, donde se ubica su sede. De esa manera, la compañía apostó por acercar su producción, que hasta entonces se concentraba en Asia y lanzó su primera colección de gafas made in Spain.

 

Hawkers se fundó en 2013 como una compañía especializada en la distribución de gafas de sol a través de Internet. En octubre de 2020, la empresa adquirió la start up de lentillas Loopas, completando así su oferta, que ahora se compone por gafas de sol, gafas graduadas y lentillas.

 

En 2016, la empresa (que controla también Miss Hamptons, Northweek y Wolfnoir a través de la sociedad Saldum Ventures) cerró una ronda de financiación de cincuenta millones de euros liderada por los fundadores de Tuenti y por O’Hara Financial, el fondo del venezolano Alejandro Betancourt.

 

La compañía cerró el ejercicio de la pandemia con una caída de la facturación del 7%, lastrada por las consecuencias derivadas de la crisis del Covid-19, que impactaron especialmente en el sector de los accesorios.