Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Hakei continúa su desarrollo en España de la mano de El Corte Inglés tras superar los 12,5 millones en 2015

C. Pareja

25 feb 2016 - 04:54

Los complementos y la moda femenina de la bilbaína Hakei continúan su desarrollo en el mercado español después de cerrar un año en positivo. La compañía cerró su ejercicio 2015 con una facturación de 12,5 millones de euros, tal y como ha explicado Ricardo Bilbao, director general de Hakei, a Modaes.es. El grupo, además, continúa su desarrollo en el mercado español de la mano de los grandes almacenes El Corte Inglés.

 

Tras abandonar el concurso de acreedores, Hakei ha mantenido estable su cifra de negocio. Si bien no ha crecido, desde 2013 las ventas de la compañía se han situado todos los años en torno a los 12 millones de euros. El grupo cerró su ejercicio 2015 el pasado 31 de julio. “Ha sido un cierre de año bueno para la empresa”, afirma Bilbao.

 

Hakei entró concurso de acreedores en 2012 con la intención de afianzar una situación financiera que permitiera la futura expansión de la enseña. El siguiente paso que dio la empresa, tras poner en marcha de manera paralela las negociaciones para abrir su capital, fue iniciar un plan de reducción de costes, en el que se reorganizó su red de tiendas en España y redujo su presencia internacional.

 

Ahora, Hakei continuará creciendo en España, aunque dejando en stand by su desarrollo a través de tiendas propias. Entre los planes de la compañía para este año, que ya ha puesto en marcha dos puntos de venta en los grandes almacenes El Corte Inglés en enero y febrero, se encuentra la apertura de un nuevo corner de la mano del grupo madrileño, aunque no descarta la apertura de nuevas tiendas a lo largo del ejercicio.

 

 

Hakei ya cuenta con una red de distribución formada por 22 puntos de venta. Una de las últimas tiendas que la compañía abrió a pie de calle está ubicada en Barcelona. Hakei, que opera a través de la sociedad Hakei Europe y está pilotada en la actualidad por la tercera generación familiar, abrió a principios del pasado año un establecimiento ubicado en el número 77 de la Rambla de Cataluña, en el centro de la ciudad. La tienda, que supuso una inversión de 200.000 euros, cuenta con una superficie comercial de 230 metros cuadrados, repartidos en dos plantas.

 

La marca inició su actividad en 2004 de la mano de la familia Bilbao, con una larga trayectoria en el sector del calzado. La familia vasca fundó en los años noventa la cadena Fosco y pilotó el desembarco de Merkal Calzados en España. En 2002, la familia Bilbao vendió estos dos negocios al grupo galo Vivarte.