Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Gap se acerca al lujo y se alía con Balenciaga para la línea con Kanye West

La colaboración llevará el nombre de Yeezy Gap Engineered by Balenciaga y se lanzará en junio. Con los primeros lanzamientos de West para Gap, la marca ha captado un 70% de consumidores nuevos.

Modaes

7 ene 2022 - 18:02

Gap se acerca al lujo y se alía con Balenciaga para la línea con Kanye West

 

 

Gap se acerca también al premium. El gigante estadounidense de la distribución de moda, inmerso en un plan de reorganización, ha dado la campanada en el arranque del año al anunciar una alianza con Balenciaga para su sublínea Yeezy, lanzada el año pasado de la mano del rapero y productor Kanye West.

 

La colaboración de Balenciaga con Gap llevará el nombre de Yeezy Gap Engineered by Balenciaga y se lanzará el próximo junio, con otra cápsula prevista para otoño, según ha adelantado WWD.

 

Gap continúa así tratando de recuperar su sex appeal y acercarse a nuevas generaciones que desconectaron de la marca en la última década. Al tiempo, sigue los pasos de otros gigantes de la distribución como Inditex, que también están dando pasos para subir su posicionamiento y precio para blindar su margen.  

 

Por el momento, la estrategia de Gap parece estar dando sus frutos. La sudadera que el grupo lanzó con Kanye West el año pasado motivó un récord de ventas en un solo día en la historia de Gap, y el 70% de los clientes eran nuevos para la marca, según explicó el grupo.

 

En total, Gap prevé que la línea de Yeezy facture 150 millones de dólares en su primer ejercicio completo, y a medio plazo la aspiración es que genere unas ventas de mil millones de dólares, según Bloomberg. West tiene un acuerdo con el grupo hasta 2030.

 

 

 

 

Balenciaga, por su parte, ha liderado la tendencia de la moda urbana en el lujo y se ha convertido en el bastión del grupo Kering (con permiso de Gucci) bajo las riendas del creativo georgiano Demna Gvasalia.

 

El creativo se formó en Maison Martin Margiela y en el Louis Vuitton de Marc Jacobs, donde comenzó a gestar la idea de Vetements de la mano de su hermano Guram, que hoy gestiona la dirección creativa de la firma.

 

El proyecto vio la luz en 2014. Un año después, Gvasalia sustituyó a Nicholas Ghesquière en Balenciaga. Las circunstancias que siguieron fueron también las óptimas para que explotara el fenómeno: el auge de la cultura urbana, del athleisure, de las sneakers y, también, del desencanto y la desafección, auparon a Vetements.

 

Gap había comenzado a capitalizar su nuevo plan estratégico cuando estalló la crisis de la cadena de suministro, que motivó que el grupo revisara a la baja sus previsiones para el año el pasado noviembre.

 

La compañía facturó 3.943 millones de dólares en el tercer trimestre (finalizado el 30 de octubre), frente a los 3.994 millones de dólares del mismo periodo de 2020 y los 3.998 millones de 2019. En los dos trimestres anteriores, Gap había superado los niveles precrisis.