Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Foque retoma sus planes de expansión y se prepara para volver a cifras prepandemia en 2023

La empresa gallega especializada en moda infantil espera aterrizar en nuevos mercados del centro de Europa como Luxemburgo, Bélgica y Países Bajos y reforzar su presencia en España con nuevos puntos de venta en el País Vasco y Cataluña.

Ainoa Erdozain

27 abr 2022 - 04:54

Prenda Foque

 

 

Foque retoma su expansión. La empresa gallega de moda infantil planea cerrar 2022 con una cifra de negocio de 2,5 millones de euros, un 28,5% menos que en 2019, cuando sus ingresos fueron de 3,5 millones de euros, según indica María Pilar López Blanco, directora general de Foque, a Modaes.es. Para 2023, los planes de la empresa pasan por recuperar las cifras de hace tres años.

 

En 2020, tras el estallido de la pandemia, las ventas de Foque se desplomaron un 30% y, en 2021, crecieron “muy poco”, apunta la directiva. “A principios de 2022 hemos ido recuperando las cifras prepandemia en algunos mercados internacionales, como Portugal y Estados Unidos”, explica. Sin embargo, España sigue aún muy por detrás.

 

Reino Unido ha sido uno de los pocos países donde la empresa ha ido aumentando su facturación exponencialmente desde el estallido del Covid y se ha convertido en el mercado más importante para la compañía por volumen de negocio. En el primer trimestre de 2022, el mercado británico ha crecido un 31% frente al mismo periodo de 2021 y un 80% frente al primer trimestre de 2020, antes de que llegara el coronavirus.

 

Ahora, el objetivo de la empresa es seguir impulsando su crecimiento con el foco en el centro de Europa. Foque tiene pensado aterrizar con multimarca en países como Países Bajos, Luxemburgo y Bélgica. Además, en Europa, la empresa también opera en Austria y Suecia, donde su objetivo es seguir reforzando su red de distribución.

 

Actualmente, los mercados más importantes para Foque, por orden, son Reino Unido, México y Portugal. A escala global, la empresa ha comenzado a operar en Hong Kong con su primer cliente y también está presente en países como República Dominicana, Panamá, Nicaragua, Ecuador, Italia, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y China.

 

 

 

 

“España ha mermado mucho su cifra de negocio; la manera de vestir está cambiando mucho y la tienda multimarca debe dar un giro”, dice López. Foque lleva intentando recuperar cuota de mercado en el país desde antes de 2019, pero, tras el estallido del Covid-19, “el comercio de proximidad se ha visto muy afectado”, explica la directiva.

 

A escala nacional, la empresa cuenta con 150 puntos de venta y quiere seguir reforzando su presencia en comunidades en las que ahora no tiene tanta presencia, como País Vasco y Cataluña. Además, la empresa también planea participar en la próxima edición de la feria de moda infantil y puericultura Fimi para recuperar clientes.

 

De momento, en el primer trimestre, el mercado nacional ha registrado un crecimiento del 8% frente al mismo periodo del ejercicio anterior, pero, aun así, todavía sigue por debajo de ventas prepandemia. España genera un 15% de la facturación total de la empresa.

 

 

 

 

La empresa, que concentra su distribución en el canal multimarca, también ha notado un crecimiento en su canal digital, que genera un 5% de las ventas totales de la empresa, operando únicamente en España y Portugal. “En los últimos años, ha cambiado mucho la manera de comprar; nuestro cliente cada vez apuesta más por la venta online”, sostiene López. La intención de la empresa es ampliar su presencia en nuevos mercados a través de este canal y seguir reforzando su notoriedad de marca online.

 

Las colecciones de Foque concentran su producción entre España y Portugal. Toda la tejeduría de punto se realiza en su fábrica de Nigrán (Pontevedra), donde Foque también tiene las oficinas y su sede. El resto de la producción se externaliza a talleres locales cercanos.

 

Los orígenes de Foque se remontan a 1962, cuando Pilar Blanco, madre de la actual directora general, fundó la empresa en Nigrán. Especializada en moda infantil, la empresa opera a escala global a través de puntos de venta multimarca y cuenta con un único establecimiento monomarca, ubicado en República Dominicana. Antes de la pandemia, la empresa contaba con un equipo de 25 personas; a día de hoy, el número se ha visto reducido a 17 empleados.