Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Fast Retailing sube precios ante la escalada de costes

La matriz de Uniqlo atribuye la decisión al aumento de los costes de las materias primas y del transporte y a la debilidad del yen. Un 40% de las compañías japonesas prevén tomar la misma medida.

Modaes

13 ene 2022 - 12:11

Fast Retailing sube precios ante la escalada de costes

 

 

Parecía inevitable pero ningún gigante lo había dicho hasta ahora de manera tan explícita. Fast Retailing subirá los precios de algunos productos para compensar la escalada de costes de materias primas y del transporte y la debilidad del yen, según ha explicado hoy la compañía y recoge Reuters.

 

“Hemos llegado a un punto en el que no tenemos otra opción que elevar el precio de algunos productos”, ha sentenciado Takeshi Okazaki, director financiero de la empresa, tras la presentación de los resultados trimestrales.

 

“Nuestra política es evitar subir los precios en la medida de lo posible, ya que nuestros clientes tienen unas expectativas muy estrictas respecto a los costes”, subrayó el ejecutivo, que precisó que las subidas serán “extremadamente limitada”.

 

El motivo es una tormenta perfecta que se ha desencadenado en el último año con la subida de los precios de las materias primas, de la energía (que afecta a todas las fases de la cadena, desde la hilatura), y del transporte, ya que tras el colapso en las fábricas y los puertos muchas compañías se vieron obligadas a trasladar la mercancía por avión, exponencialmente más caro.

 

 

Aunque la gran distribución de moda, donde la demanda es muy sensible al precio, ha sido hasta ahora resistente a subir precios de manera generalizada (Primark, especializada en moda low cost, lo descartó categóricamente), la subida de costes en toda la cadena de valor ya ha motivado un aumento de la inflación en todo el mundo.

 

El Índice de Precios al Consumo (IPC) de Estados Unidos subió en 2021 a su mayor ritmo en casi cuarenta años, con un alza del 7%, según datos publicados el miércoles. En Reino Unido, la inflación marcó su máximo en diez años en noviembre, mientras que a escala global se encuentra en picos desde 2008, según el Banco Mundial.

 

Japón, por su parte, llega décadas inmersa en un ciclo de estanflación que podría empezar a revertirse a medida que más compañías trasladan al cliente final las subidas de costes. Según una encuesta realizada por Reuters en noviembre, el 14% de los grupos del país ya han subido precios y el 40% prevé hacerlo.

 

Fast Retailing cerró el primer trimestre del ejercicio (periodo finalizado en noviembre) con un incremento de la facturación del 1,2%, superando niveles pre-Covid, gracias al empuje de Uniqlo fuera de China y Japón.  El resultado neto, por su parte, se disparó un 33%, hasta 93.500 millones de yenes (712,8 millones de euros).