Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

20 Nov 201705:34

h Empresa

Fast Retailing desploma su beneficio un 56,3% en 2015 pero eleva sus ventas un 6,2%

La compañía japonesa, propietaria de Uniqlo, ha facturado 1,79 billones de yenes.
13 Oct 2016 — 16:48
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Fast Retailing desploma su beneficio un 56,3% en 2015 pero eleva sus ventas un 6,2%

 

 

Cierre de ejercicio agridulce para el dueño de Uniqlo. Fast Retailing, el grupo japonés que también controla marcas como Comptoir des Cotonniers y J Brand, ha concluido 2015 con un resultado neto de 48.052 millones de yenes (463 millones de dólares), lo que supuso un descenso del 56,3% respecto al año anterior.

 

Las ventas, en cambio, sí se mantuvieron al alza, con una subida del 6,2%, hasta 1,79 billones de yenes (17.246 millones de dólares). El resultado operativo también sufrió una brusca caída, del 22,6%, frente al alza del 26,1% que registró el año anterior. Entre el 1 de septiembre de 2015 y el 31 de agosto de 2016, el resultado operativo del grupo se situó en 164.463 millones de yenes (1.584,7 millones de dólares).

 

El grupo atribuye este descenso a múltiples razones, entre ellas, los costes relativos al cierre de algunas tiendas de Uniqlo en Japón y Estados Unidos y el impacto negativo de los tipos de cambio. Además, la apreciación del yen también redujo el valor de las inversiones del grupo a largo plazo, lo que supuso en unas pérdidas de 36.900 millones de yenes (355,5 millones de dólares) que se registran como costes financieros.

 

Por conceptos, Uniqlo continúa concentrando el grueso del negocio de Fast Retailing. En Japón, el gigante nipón facturó 799.800 millones de yenes (7.706 millones de dólares), un 2,5% más que en el ejercicio 2014. La subida estuvo apoyada en un aumento del 0,9% de las ventas en las tiendas físicas y en el impulso del 30,1% de la facturación en el canal online. Sin embargo, el beneficio de la cadena retrocedió un 12,6% por el descenso del margen operativo y el aumento de los costes administrativos y de ventas.

 

 

 

 

En el resto del mundo, Uniqlo se impulsó un 8,6%, hasta 655.400 millones de yenes (6.315,3 millones de dólares). China es el primer mercado internacional de la compañía, con una facturación de 332.800 millones de yenes (3.206,8 millones de dólares), un 9,3% más que el año anterior.

 

En el Sudeste Asiático y Oceanía, y en Europa, tanto las ventas como el beneficio se mantuvieron al alza. Estados Unidos, en cambio, continúa siendo la piedra en el zapato del grupo. En el último año, la compañía ha reorganizado su red de tiendas en el país, cerrando los establecimientos menos rentables.

 

A 31 de agosto de 2016, Uniqlo contaba con 958 tiendas fuera de Japón, 160 más que el año anterior. En los últimos doce meses, de la compañía ha subido la persiana de sus primeras tiendas en Bélgica y Canadá, ha reformado su tienda en Oxford Street, en Londres, y ha puesto en marcha su primer flagship store en el sudeste asiático, ubicado en Orchard Central, en Singapur.

 

Por su parte, la categoría de marcas globales (que engloba Comptoir des Cotonnierse, GU, J Brand, Theory y Princesse Tam Tam) cerró 2015 con una facturación de 328.500 millones de yenes (3.165,3 millones de dólares), un 11,3% más que el año anterior. GU lideró el aumento de las ventas, con un impulso del 32,7%, hasta 187.800 millones de yenes (1.809,6 millones de dólares). La cadena, que continúa concentrando su red de tiendas en Asia, concluyó el ejercicio con 350 tiendas, de las cuales sólo diez están fuera de Japón.

 

En cambio, Comptoir des Cotonniers, Princesse Tam Tam y J Brand continuaron generando pérdidas, si bien el grupo no detalla cómo evolucionó su facturación.

 

 

Objetivo: número uno de la distribución de moda


Fast Retailing mantiene su objetivo a medio plazo de convertirse en el primer grupo de distribución de moda del mundo (aunque ya no fija una fecha límite para lograrlo). En el marco de este ambicioso plan, el grupo continuará impulsando la red de tiendas de Uniqlo en el extranjero y potenciando el desarrollo de su concepto low cost, GU.

 

En paralelo, Fast Retailing continúa reorganizando su cadena de aprovisionamiento, con el objetivo de responder más rápido a las demandas de sus clientes, y expandiendo su canal de ecommerce con la puesta en marcha de nuevos centros de distribución en Japón, China, Europa y Norteamérica.

 

La compañía prevé cerrar este ejercicio con una facturación de 1,85 billones de yenes (17.824,8 millones de dólares), lo que supondría un aumento del 3,6% respecto a este año, y un beneficio neto de 100.000 millones de yenes (963,5 millones de dólares), más del doble que este año.

 

El grupo incrementará su red comercial hasta 3.336 tiendas en agosto de 2017: 837 de Uniqlo en Japón, 1.104 de Uniqlo en el resto del mundo y 1.395 del resto de marcas.

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...