Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

23 Oct 202003:00

Fast Retailing desploma su beneficio un 44% en el ejercicio del Covid-19

El desempeño en Japón y China se ha recuperado más rápido de lo previsto, y la cadena Gu, que opera sólo en el gigante asiático, logró cerrar el año al alza.
15 Oct 2020 — 10:00
Modaes
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Fast Retailing desploma su beneficio un 44% en el ejercicio del Covid-19

 

 

Fast Retailing mide el golpe del coronavirus. El gigante japonés, tercer mayor grupo de distribución de moda del mundo por facturación, ha cerrado el último ejercicio (finalizado en agosto) con un descenso de ventas del 12,3% y un desplome del resultado neto del 44,4%.

La empresa destaca que, pese a las fuertes caídas, han sido “menores a las previstas en julio” debido a que la recuperación en Japón y China ha sido más rápida de lo anticipado el pasado julio.

 

El dueño de Uniqlo ha finalizado el año fiscal, marcado por la pandemia, con una facturación de 2.008.800 millones de yenes (19.035 millones de dólares), frente a los 1.900.000 millones (18.003 millones de dólares) que estimó el pasado julio.

 

Sin embargo, el grupo liderado por Tadashi Yanai no logró contener los gastos en la misma medida, y sólo los redujo un 5,7%, por lo que el resultado neto se desplomó. El beneficio atribuible a la matriz se hundió un 44,4%, hasta 90.300 millones de yenes (855 millones de dólares). En julio, pronosticó un beneficio de 85.000 millones de yenes (805 millones de dólares).

 

 

 

 

Por cadenas, la que mejor evolucionó fue Gu, que concentra su distribución en China. La marca fue la única que cerró el año al alza, con una subida del 3,1%, hasta 246.000 millones de yenes (2.331 millones de dólares).

 

El resultado operativo, en cambio, se redujo un 22,5%, hasta 21.800 millones de yenes (206 millones de dólares). También Uniqlo Japón registró relativamente buenos resultados. La cadena sólo contrajo un 7,6% sus ventas en su mercado local y logró incrementar su rentabilidad, con 1,4 puntos más de margen y un resultado bruto de 104.600 millones de yenes (991 millones de dólares), un 2,2% más.

 

La empresa ha visto además una “rápida recuperación”, con un crecimiento de las ventas del 20,2% en el cuarto trimestre. El ecommerce, por su parte, se disparó un 29,3% “gracias a una fuerte publicidad digital”.

 

El grupo subraya que el inventario “no es un problema” tras los buenos resultados del cuarto trimestre y que la posición total del stock se ha logrado compensar con una restricción de las compras de invierno.

 

 

 

 

En cambio, en los mercados internacionales (Sudeste Asiático, Europa y Estados Unidos), el batacazo fue mucho mayor. Las ventas se encogieron un 17,7% y el resultado operativo se hundió un 63,8%, hasta 50.200 millones de yenes (475 millones de dólares). Hasta el ejercicio 2018, Uniqlo todavía facturaba más dentro que fuera de su mercado local.

 

La empresa explica que la recuperación difiere mucho entre mercados. Mientras en China ha sido rápida y en Singapur, Malasia y Tailandia acaba de comenzar, Filipinas, Indonesia e India “han sido más impactadas por el Covid-19”. En Europa y Estados Unidos, la recuperación llevará más tiempo y las ventas del cuarto trimestre todavía son flojas.

 

El ecommerce logró salvar parte de las ventas: en Estados Unidos creció un 20%, hasta copar un 40% de la facturación, y en Europa se disparó un 50% pero representó sólo un 20% de las ventas.

 

 

 

 

Por último, la división de Global Brands (que incluye Theory, Plst, Comptoir des Cotoniers y Princesse Tam Tam) fue la que más contrajo sus ventas, con una caída del 26,9%, y entró en pérdidas, con un resultado bruto de 12.700 millones de yenes (120 millones de dólares).

 

A cierre del ejercicio, Fast Retailing operaba con 3.630 tiendas en todo el mundo, cuarenta más que el año anterior. Para el próximo año, el grupo prevé sumar 95 tiendas netas, con 119 aperturas de Uniqlo en Japón, otras 119 en el extranjero (diez de ellas en Europa), nueve de Gu y 33 cierres de Global Brands.  

 

De cara al ejercicio 2021, la empresa prevé volver a incrementar su facturación y recuperar “niveles récord de beneficio”. En concreto, la compañía anticipa una facturación de 2.200.000 millones de yenes, un 9,5% más, y un beneficio neto de 165.000 millones de yenes, con una subida del 82,6% respecto a este ejercicio.

 

Fast Retailing descuenta que los ingresos continuarán cayendo en el primer semestre por el impacto del Covid-19, pero cree que volverá a la senda del crecimiento en la segunda mitad del año “asumiendo que el virus esté bajo control”.

Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
i18n_1_doubleclick_bridge_bottom
...