Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

18 Dic 201703:01

h Empresa

Falabella, último round: tres meses convulsos para revertir el peor de sus resultados

A las puertas de su desembarco en México y con las elecciones presidenciales de Chile a la vuelta de la esquina, Falabella tiene sólo un trimestre para mejorar su beneficio, que en los nueve primeros meses del año acumula una caída del 23,7%. 

16 Nov 2017 — 03:57
María Bertero
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

Falabella, último round: tres meses convulsos para revertir el peor de sus resultados

 

 

Falabella encara la recta final de año sobre terreno pantanoso. El gigante chileno del retail, el grupo más grande de Latinoamérica por cifra de negocio, cuenta con tres meses para revertir uno de sus peores resultados financieros de los últimos años.

 

En el periodo comprendido entre julio y septiembre, las utilidades de Falabella se desplomaron un 59,4%, hasta 85.341 millones de pesos chilenos (135 millones de dólares). La caída a doble dígito se debió a la división de los centros comerciales Aventura Plaza en Perú. El grupo sostiene que aislando el efecto de esta operación, las ganancias de Falabella se hubieran incrementado un 4,1% en el tercer trimestre del año.

 

Sin embargo, la compañía de la familia Solari enfrenta un final del año decisivo. A pesar de que los ingresos del grupo mantuvieron su impulso, la compañía acumula un descenso del 23,7% de su beneficio en los nueve primeros meses del año.

 

 

 

 

Sobre la mesa Falabella tiene su inminente desembarco en México, su talón de Aquiles en los últimos años. Entrar en el territorio azteca, controlado principalmente por Liverpool, ha sido uno de los principales desafíos para la empresa chilena, que tuvo que atrasar dos veces su llegada al país norteamericano.

 

En 2016 Falabella anunció que comenzará a operar en México con Sodimac, su cadena de tiendas para el mejoramiento del hogar. Para entrar en el país azteca, la compañía chilena se alió con la empresa local Soriana, la segunda cadena de supermercados más grande del mercado mexicano.

 

Entre la empresa mexicana y Falabella acordaron una inversión inicial de 600 millones de dólares para los primeros cinco años de operaciones del grupo chileno en México, con el fin de poner en marcha veinte establecimientos.

 

 

 

 

Finalmente, el grupo chileno hará su entrada en el mercado mexicano el próximo año. El pasado octubre, Falabella concretó la compra del 50% de las acciones de la empresa de negocios financieros de Soriana. La compañía desembolsó 643 millones de pesos mexicanos (33,6 millones de dólares) para comenzar a emitir tarjetas de crédito en el mercado azteca.

 

Otro de los retos que deberá afrontar Falabella para mejorar sus resultados son las elecciones presidenciales de Chile. El próximo domingo, el país andino renovará su Gobierno y de acuerdo a los sondeos, todo indica que Sebastián Piñera, del partido Independiente, será otra vez el presidente de Chile.

 

En este contexto y con el cambio de gobierno, la economía chilena podría tambalear en las últimas semanas del año. Frente a este panorama, Falabella deberá acelerar su ritmo de ventas en su mercado local para no perder margen.

 

Actualmente, Chile es el mercado de mayor facturación para Falabella. En el tercer trimestre, las tiendas departamentales del grupo facturaron 346.123 millones de pesos (548,3 millones de dólares), un 4,7% más que en el mismo periodo del año anterior. En los nueve primeros meses, la compañía incrementó su cifra de negocio un 5% en las tiendas por departamento de Chile, hasta 1.066,8 billones de pesos (1.690 millones de dólares).

 

 

 

 

El mercado peruano será otro obstáculo para Falabella en la recta final del año, ya que fue el único país en el que las tiendas departamentales del grupo redujeron su facturación. En el tercer trimestre, las ventas en Perú se situaron en 140.102 millones de pesos (221,9 millones de dólares), un 2,8% menos que en el mismo periodo del año anterior.

 

En el conjunto de los mercados, el gigante chileno elevó un 3,5% las ventas de sus tiendas departamentales. En Chile, Perú Colombia y Argentina, los establecimientos de Falabella facturaron 636.564 millones de pesos (1.008,4 millones de dólares).

 

En los nueve primeros meses del ejercicio, el impulso fue todavía mayor. Las tiendas departamentales de Falabella elevaron un 4% sus ventas entre enero y septiembre, hasta 1.937,3 billones de pesos (3.069 millones de dólares).

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...