Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Esprit rompe con Pepe Jeans y toma las riendas del mercado español

30 mar 2010 - 00:00

P. Riaño.- La multinacional de origen asiático Esprit toma el control de su distribución en España. La compañía ha deshecho el acuerdo que tenía hasta ahora con la empresa española Pepe Jeans y absorberá la distribución al por mayor de sus colecciones.

 

Según explicó ayer a Modaes el director general en España y Portugal de Esprit, Francisco Álvarez, Pepe Jeans era desde 2005 el agente comercial para el mercado nacional de la compañía, que cotiza en la bolsa de Hong Kong. "Esprit considera que España es un mercado estratégico y por esta razón absorberá la distribución mayorista", explica Álvarez.

 

A partir de ahora, Esprit operará en el mercado nacional únicamente a través de la filial Esprit de Corp Spain, que se encargará tanto de las tiendas propias y las franquicias, como de la distribución en el canal multimarca. Con sede en Madrid, la sociedad gestiona el negocio en España y Portugal y, según las últimas cifras disponibles en el Registro Mercantil, registró una facturación de 20,98 millones de euros en el ejercicio 2007.

 

Tras esta operación corporativa, Esprit retoma la apuesta por el mercado español, donde frenó el año pasado como consecuencia de la caída del consumo. La compañía cuenta actualmente con 22 tiendas en España (doce de las cuales son franquicias), 96 espacios dentro de El Corte Inglés y presencia en 300 puntos de venta multimarca. Tal y como explica Álvarez, Esprit se ha marcado el objetivo de poner en marcha diez establecimientos a lo largo de 2010, cuatro de ellas franquicias.

 

Además, con el objetivo de apoyar la distribución mayorista, la empresa pondrá en marcha nuevos showrooms en Madrid, Barcelona, La Coruña, Bilbao y Valencia. Esprit, que figura entre las mayores empresas del mundo de distribución de moda por capitalización bursátil, cuenta con una red de 830 tiendas propias a nivel internacional.

 

A cierre de 2009, el grupo contaba con más 1,1 millones de metros cuadrados de espacio comercial en cuarenta países. La multinacional, cuyo centro de diseño está ubicado en Alemania, cerró el pasado junio su ejercicio 2009, con un resultado neto de 4.745 millones de dólares de Hong Kong (428 millones de euros), lo que representó un retroceso del 26,44% respecto a 2008. La facturación del grupo ascendió a 34.485 millones de dólares de Hong Kong (3.099 millones de euros), un 7,37% menos.