Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

España esquiva la crisis de Esprit en seis años de reestructuración

El mercado español ha sido uno de los pocos en los que Esprit ha continuado creciendo en los últimos seis años, después de que la empresa decidiera cerrar sus tiendas en el país. Sin embargo, los tipos de cambio han penalizado a la compañía, que cotiza la bolsa de Hong Kong.

Iria P. Gestal

27 sep 2017 - 04:41

Esprit esquiva la crisis en España en seis años de reestructuración

 

 

Esprit y España llevan años manteniendo una relación complicada. El grupo alemán, pilotado por el español José Manuel Martínez, cerró hace seis años todas sus tiendas en el país,      que apenas copa ahora el 1% de su facturación. Sin embargo, en este tiempo el mercado español ha logrado esquivar la crisis global del grupo, situándose como uno de los pocos países donde Esprit ha continuado creciendo mientras caía en todo el mundo.

 

La compañía, fundada en Estados Unidos pero con sede en Alemania, desembarcó en el mercado español en 2004. Su puesta de largo en el país llegó en 2008, cuando subió la persiana de un flagship store en Paseo de Gracia, en Barcelona.

 

Sin embargo, el frenazo de la economía española y la alta competencia en el mercado llevaron a Esprit a dar la vuelta a su estrategia en el país, que inicialmente contemplaba una intensa expansión con retail y la apertura de una veintena de tiendas.

 

 

 

 

En 2011, la empresa comunicó que preveía abandonar sus operaciones con retail en España, cerrando las cinco tiendas propias que tenía en el país. El grupo continuó operando con tiendas franquiciadas, corners en El Corte Inglés y el canal online.

 

Desde entonces, la empresa se ha volcado en el canal multimarca, ha mantenido su apuesta por las franquicias y ha multiplicado por tres su presencia en El Corte Inglés. El año pasado, el grupo abrió incluso la puerta a retomar su expansión con retail propio en el país.

 

En ventas, España apenas representa un 1% del negocio global del grupo. Sin embargo, en estos últimos seis años ha sido uno de los pocos mercados donde la empresa ha continuado impulsando sus ventas descontando el efecto divisa.

 

A tipos de cambio corrientes, en cambio, Esprit ha reducido un 28% su tamaño en España desde 2011, lastrada principalmente por los cierres de tiendas, que supusieron que su facturación con retail se encogiera un 86% en este periodo. En global, la caída fue de casi el doble, un 47%, hasta 17.788 millones de dólares (1.913 millones de euros).

 

 

 

 

Seis años de reestructuración

En 2012, cuando la empresa contaba con 254 puntos de venta en España: nueve franquicias, presencia en 203 puntos de venta multimarca y 42 corners. España fue, junto con Malasia y Macao, el único país donde Esprit elevó sus ventas, con un alza del 3,2% a tipos de cambio constante y del 2% en dólares a tipos corrientes, hasta 307 millones de dólares de Hong Kong (33 millones de euros).

 

En su conjunto, en cambio, el grupo anotó en 2012 un retroceso del 10,7%, hasta 30.767 millones de dólares de Hong Kong (3.309 millones de euros). Ese año marcó un punto de inflexión para la compañía alemana, que decidió recurrir a un ex Inditex, José Manuel Martínez Gutiérrez, para virar la estrategia del grupo y emprender una nueva etapa de crecimiento.

 

El impacto de la reestructuración y el efecto negativo de los tipos de cambio agravó el descenso de Esprit en los años siguientes, con caídas del 14,1% en 2013, del 6,5% en 2014 y del 19,8% en 2015.

 

 

 

 

 

 

En paralelo, España continuó esquivando la caída general, con ventas estables en 2013, un ascenso del 5,2% en 2014 y del 10% en 2015 a tipos de cambio constante. Con el impacto de la divisa, las facturación en el mercado español cayó, pero de forma mucho más moderada que el grupo en su conjunto.

 

En paralelo, la red comercial se mantuvo estable, con 303 puntos de venta en 2013, 285 en 2014 y 294 en 2015. Por canales, el multimarca logró progresivamente salvar los muebles mientras el retail (que también incluye en online) caía a consecuencia de los cierres.

 

En los últimos cuatro años, apoyado en el ecommerce, también el retail ha vuelto a crecer, hasta alcanzar los catorce millones de dólares de Hong Kong (1,5 millones de euros) de facturación en 2016.

 

A cierre de 2016 (cerrado en junio de este año), Esprit operaba con 19 franquicias en España, 177 shop in shops en tiendas multimarca y setenta corners. Las ventas del grupo en el país ascendieron a 216 millones de dólares de Hong Kong (23,3 millones de euros).

 

El canal multimarca copó el grueso de las ventas, con 202 millones de ventas (21,7 millones de euros), mientras que el retail facturó catorce millones de dólares (1,5 millones de euros).

En moneda local, el grupo registró un ascenso del 5,4% en el país, mientras que a tipos de cambio corriente anotó una caída del 3,1%, por debajo del descenso del 8,4% registrado por el grupo a escala global.