Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Escada preparar su quiebra tras el fracaso de la conversión de bonos

12 ago 2009 - 00:00

Las cartas están sobre la mesa. Los bonistas han dado la espalda a Escada, que se prepara para seguir los pasos del modisto Christian Lacroix y convertirse en la segunda firma de lujo en caer este año. El consejo de administración de la compañía alemana se reunirá hoy para preparar la petición de insolvencia, que se presentará este jueves. Ayer a la una del mediodía venció el plazo para que se canjearan 200 millones de euros de bonos antiguos en nuevos, la principal medida del plan de reestructuración de la empresa. Hoy se ha conocido que sólo el 46% de los bonistas acudieron a la conversión (lejos del 80% que la empresa se marcó como objetivo), algo que la Bolsa de Fránkfort ya anticipó ayer con un desplome del 34% de los títulos de la compañía.El pasado abril, Escada comenzó a avisar al mercado de su situación. Los números rojos de la compañía dispararon las alarmas y, más tarde, la empresa lanzó un plan para refinanciar su deuda. Este proyecto se compone de una ampliación de capital y la conversión de bonos por 200 millones de euros, dos medidas con las que la firma pretende obtener liquidez y tiempo para hacer frente a sus compromisos. Escada, cuyos principales accionistas son los hermanos Wolfgang y Michael Herz, volvió a avisar el lunes de que su situación es crítica. El consejo de administración de Escada aseguró en un comunicado que si "el intercambio de bonos fracasa, se procederá a una petición de insolvencia esta misma semana por la inminente falta de liquidez". La firma alemana se ha visto afectada sobremanera por la caída del consumo. La empresa, que ya se ha deshecho de activos para captar liquidez (el pasado mayo vendió su división Primera), cerró el segundo trimestre del año con unas pérdidas de 16,3 millones de euros, frente al beneficio de 3,5 millones de euros registrado en el mismo periodo de 2008. Las ventas retrocedieron un 33,1%, hasta 68,2 millones de euros. Escada emplea a más de 2.200 personas.