Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

El lujo sigue cerrando en Rusia: Chanel y Richemont deja de operar en el país

La compañía francesa de lujo ha anunciado a través de sus redes sociales que debido a la incertidumbre y a la complejidad para operar en el territorio, “ha decidido pausar temporalmente su negocio en Rusia”. 

Modaes

4 mar 2022 - 17:00

El lujo sigue cerrando en Rusia: Chanel deja de operar en el país

 

 

El lujo sigue cerrando en Rusia. Chanel y Richemont acaban de anunciar a través de sus redes sociales que suspenden temporalmente sus operaciones en el país. Chanel ha argumentado la decisión por “la incertidumbre y la complejidad para operar”. Richemont ha aludido al “contexto global actual”.

 

Chanel ha decidido pausar temporalmente su negocio en Rusia. No enviaremos mercancía, cerraremos nuestras tiendas y ya hemos suspendido nuestro ecommerce”, ha explicado la empresa. “La seguridad de nuestros empleados es nuestra prioridad y nos mantenemos conectados con nuestro equipo local, que continuarán recibiendo nuestro apoyo”, ha añadido.

 

Chanel opera en el país con seis tiendas en Moscú, incluyendo tiendas propias y puntos de venta en los grandes almacenes Tsum y Gum. Además, la empresa también está presente en San Petersburgo con un establecimiento en la Avenida Nevsky.

 

Chanel, propiedad de los hermanos Wertheimer, cerró el año de la pandemia con una caída de la cifra de negocio del 18%, hasta 10.100 millones de dólares. El beneficio operativo de la empresa fue de 2.050 millones de dólares, un 41,4% por debajo del ejercicio anterior. 

 

 

 

 

Richemont, por su parte, ha mostrado su solidaridad con sus trabajadores “afectados por la situación en Ucrania” y ha anunciado que ayer suspendió sus actividades comerciales en Rusia “dado el contexto global actual”. En Ucrania, las paralizó el 24 de febrero, el día de la invasión. El conglomerado opera en el mercado ruso con cinco tiendas de Cartier y también está presente con otras de sus firmas como Montblanc, Van Cleef&Arpels, Buccellati o Chloé.

 

El grupo italiano Moncler, especializado en moda outdoor, también ha anunciado el cierre de sus establecimientos en Rusia. Junto con Ucrania, ambos países generan, en total, menos de un 2% de sus ventas y emplean a 19 personas. La compañía opera en Rusia y Ucrania a través del canal digital, multimarca, tiendas físicas y más de cien puntos de venta multimarca.

 

Esta mañana, Hermès también ha decidido dejar de operar en Rusia, mientras que ayer, la británica Burberry anunció que detenía temporalmente sus envíos al país ya que “nuestra prioridad es apoyar a nuestro equipo y a nuestros socios, especialmente en Ucrania y Rusia”; la empresa de relojería suiza Swatch también se sumó al cese de las exportaciones al país, aunque, de momento, sus tiendas se mantienen abiertas.

 

El cierre de tiendas de las compañías de lujo en Rusia es particularmente significativo por la exposición del sector al mercado ruso. Hasta el jueves, ninguno de los tres principales conglomerados.

 

Además del lujo, otros grupos del sector de la moda también han decidido dejar de operar en el país. El primero de ellos fue Bestseller, el pasado miércoles, al que siguieron H&M, Nike, Boohoo, Asos, Puma y Mango.

 

Rusia es el noveno mayor mercado para la moda en el mundo, por detrás de Italia y antes de Canadá, según datos de Euromonitor. Las previsiones de la consultora para 2022 pasan por que el sector de la moda genere 30.000 millones de dólares en el país y 34.000 millones de dólares en 2026.