Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

El grupo catalán Aviàpunt potencia la fabricación para terceros tras abandonar la licencia de Privata

S.García

9 jul 2012 - 12:13

Aviàpunt se reestructura. La empresa, ex licenciataria de Privata y actual licenciataria de Morgat, ha iniciado un proceso de reordenación de su estructura que le ha llevado a prescindir de todas las licencias y centrar su actividad en la fabricación para terceros.

 

“La licencia de Privata la dejamos a finales de 2011 y una vez entregada la producción de invierno 2012/2013 de Morgat, cederemos la licencia a otra empresa”, ha explicado David Soler, director general de Aviàpunt a Modaes.es.

 

Este proceso de reestructuración también supone la reducción de la plantilla, mediante un expediente de regulación de empleo (ERE) y el traslado de la actividad productiva a Marruecos, concretamente a la fábrica que la compañía tiene en Tánger desde hace casi dos décadas. En la ciudad marroquí, Aviàpunt cuenta con una plantilla de 170 trabajadores, que en breve aumentará hasta alcanzar los 200 empleados.

 

“De los trabajadores que continúan en la empresa, algunos harán el seguimiento de la planta de fabricación de Marruecos, otros se encargarán del departamento de producto y otros del área comercial”, sostiene Soler. “El objetivo de Aviàpunt es potenciar la fabricación de marca blanca para grandes almacenes tanto de España como de otros países de Europa, a la vez que la fabricación para otras firmas”, añade.

 

De este modo, Aviàpunt dejará comercializar marcas. “La mayor parte del personal incluido en el ERE es personal dedicado a la elaboración de muestrarios, que a partir de ahora ya no realizaremos”, destaca Soler.

 

Tras la reestructuración, la compañía contará, además de con la fábrica, con una pequeña sección de muestras en Marruecos. La dirección de Aviàpunt, así como la división comercial continuarán ubicadas en el municipio catalán de Berga.

 

La compañía obtenía gran parte de su facturación del acuerdo de licencia que tenía con la firma británica Burberry. No obstante, la enseña rompió el acuerdo y la compañía catalana tuvo que buscar alternativas para seguir operando con normalidad. Por ello, Aviàpunt se hizo con el control de las licencias de Privata y Morgat.

 

Según los últimos datos disponibles en el Registro Mercantil, Aviàpunt alcanzó en 2010 una cifra de negocio de 5,4 millones de euros.