Utilizamos las cookies para ayudar a personalizar contenido, adaptar y medir los anuncios, y facilitar una experiencia más segura. Al hacer clic o navegar en el sitio, aceptas que recopilemos información dentro y fuera de modaes.es mediante las cookies. Consulta aquí más información, incluida la relativa a los controles disponibles: Política de cookies

Líder en información económica del negocio de la moda

22 Oct 201717:51

Empresa

El gigante argentino Grupo Insud instala en España el campo de base de su firma de lujo Solantu

Una finca boscosa con un lago repleto de yacarés en la provincia de Chubut, en la Patagonia argentina, es el origen de la firma de lujo Solantu...
27 Abr 2016 — 12:00
Pilar Riaño
Compartir
Me interesa

El lujo argentino de Solantu instala en España su campo base y ficha a una ex directiva de Reig

 

Una finca boscosa con un lago repleto de yacarés en la provincia de Chubut, en la Patagonia argentina, es el origen de la firma de lujo Solantu, que quiere plantar cara a gigantes como Hermès o Bottega Veneta, con unos precios que parten de 5.000 euros (5.624 dólares). Controlada por la familia Sigman, propietaria del grupo farmacéutico argentino Chemo, Solantu pone en marcha un ambicioso plan de crecimiento instalando su campo base para todo el mundo en España. La firma acaba de incorporar a una directora general para pilotar su plan de desarrollo.

 

Los empresarios argentinos Silvia Gold y Hugo Sigman, impulsores de Chemo (una empresa con una plantilla de 5.000 personas y presencia en cuarenta países) y de Grupo Insud (un conglomerado de empresas con actividad en diferentes sectores), están detrás de Solantu. Hugo Sigman forma parte del ránking de los hombres más ricos de Argentina, con una fortuna que supera los mil millones de dólares.

 

Solantu inició su desarrollo en 2004 tras la adquisición de una finca en la Patagonia argentina por parte del matrimonio, que decidió lanzar una marca de lujo especializada en objetos fabricados con maderas nativas y cueros de caimán. El matrimonio ya tenía experiencia en el negocio de las pieles, pues ese mismo año había puesto en marcha Yacaré Porá, una granja de caimanes en el norte de Corrientes, en Argentina.

 

 

 

 

El matrimonio Gold-Sigman estructura todos sus negocios bajo Grupo Insud, cuyo germen se encuentra en 1977 con la apertura en España de Chemo, dedicada a la comercialización de principios activos. Aunque el matrimonio fundó Chemo en España, en los ochenta regresaron a Argentina y continuaron el desarrollo de sus negocios. La industria farmacéutica continúa siendo la principal actividad de este grupo argentino, que hoy engloba a más de trece empresas con actividad en cuarenta países.

 

Grupo Insud reparte las sedes de sus negocios entre Argentina, España, Italia, Estados Unidos y China. En España, entre otros negocios, la compañía ha instalado en 2016 la central de Solantu. En concreto, la firma de lujo tiene su sede central en Madrid, donde se ha abierto un showroom para impulsar el desarrollo y elevar la notoriedad de la marca.

 

Solantu quiere poner en marcha ahora un ambicioso plan de crecimiento que estará gestionado desde España. La firma tiene previsto desarrollarse a través de grandes almacenes y el canal multimarca y no plantea, por el momento, la apertura de tiendas propias.

 

 

 

Asesorada por la empresa head hunting Dexter Associates, la empresa ha incorporado a una directora general para gestionar todo su plan de crecimiento. Se trata de Isabel Abdo de Rivas, ex directora de la división de lujo de Reig Capital Group, propietario de la joyería Vasari y de la firma de lujo Azzaro.

 

Licenciada en Administración de Empresas por la Universidad de Coventry, Abdo trabajó en proyectos como la Exposición Universal de Sevilla de 1992 o en Feria de Valencia, como agente en Reino Unido, antes de crear su propia empresa, Ronda Limited, y de incorporarse en 2005 a Reig Capital Group, donde permaneció hasta 2012.

 

La oferta de Solantu se divide entre artículos de madera y de cocodrilo. Mientras los primeros están hechos a mano en un taller de Cholila (Argentina), los segundo se abastecen en la granja de cocodrilos Yacaré Pora, que tiene cuatro módulos de crianza y una capacidad de hasta 30.000 animales, que se ampliará a 40.000 en un futuro.

 

Con el francés Cédric Julien como director creativo, la firma ofrece accesorios como bolsos o pequeña marroquinería, con precios que van de los 1.800 euros (2.024 dólares) de una cartera de mano a los 18.000 euros (20.249 dólares) de un bolso. Si bien la materia prima se obtiene en Argentina, la producción de los artículos se realiza entre España e Italia.

 

Actualmente, Solantu distribuye sus artículos a través de su página web, de su showroom y de un punto de venta multimarca, pero los planes pasan por “impulsar internacionalmente” su red de distribución.

 

La estructura de la marca irá engordando durante los próximos meses a media que el proyecto tome forma. Mientras Julien está basado en París, en Madrid se encuentra la sede central de la empresa, que también posee un almacén en Barcelona.

Compartir
Normas de participación

info@modaes.es

 

Política de validación de los comentarios:

 

Modaes no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...