Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

El fondo de moda Brand Capital Made in Spain se retira del mercado

12 ene 2010 - 00:00

Se anunció a bombo y platillo en mayo de 2008 con presencia, incluso, de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Pero ni la repercusión pública ni las conexiones con el sector público y el privado han conseguido sacar adelante el fondo de moda Brand Capital Made in Spain. La gestora de capital riesgo Iame, impulsora del proyecto, cesó sus operaciones antes del pasado verano, según informó ayer Expansión a partir de información de la revista Private Equity News. Las dificultades para obtener capital son las razones del fracaso del proyecto de Iame.Brand Capital Made in Spain, presidido por Luis Sans Abad, se presentó en sociedad como una iniciativa que pretendía repetir en España la estructura de grandes gigantes como LVMH, PPR o Richemont, que estructuran todas sus empresas en un hólding. El objetivo del Instituto de Apoyo a la Mediana Empresa (Iame) Sociedad de Capital Riesgo era crear un gran conglomerado de marcas españolas de moda, complementos, joyería y niños con proyección internacional. Según se explicó en aquel momento, el plan de Iame pasaba por captar fondos por 500 millones de euros para Brand Capital Made in Spain, con el 60% de la inversión comprometida en el momento de la presentación. La intención del grupo era invertir en un total de 25 empresas con una facturación de entre 25 y 30 millones de euros de facturación. Se anunció incluso que Brand Capital Made in Spain había cerrado su entrada en las sociedades de los diseñadores Josep Font y Juanjo Oliva, así como en el club de trajes masculinos Croones, la cadena de bisutería Trans & Soul y la red de tiendas de textil para el hogar Life & Colors.Pero ninguno de estos proyectos se hizo realidad. En octubre de 2008, se dio a conocer el compromiso alcanzado por Iame para incorporar a Brand Capital Management a fortunas mexicanas como la familia Losada, ex propietarios de la de la cadena de supermercados Gigante. Al parecer, los inversores mexicanos tenían intención de inyectar 270 millones de euros en el fondo de moda. Iame trató también de atraer a inversores árabes, en concreto de Dubai, a su proyecto, pero tampoco funcionó. La crisis económica internacional paralizó la entrada en Brand Capital Made in Spain de los inversores españoles pactados, entre los que figuraban cajas de ahorro. Lo mismo sucedió más tarde con los mexicanos y los árabes, por lo que Iame, que sigue anunciando esta iniciativa en su página web, se ha visto obligada a cesar las operaciones de Brand Capital Made in Spain.