Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

El ecommerce británico Daisy Street firma un acuerdo de licencia con Tammy Girl y lleva la marca a Asos

Tammy Girl fue lanzada en 1975 de la mano del grupo francés Etam. En 2005, la cadena pasó a manos del grupo británico BHS, que entró en concurso de acreedores en 2016.

Modaes

30 may 2022 - 13:31

Asos, campaña de Tammy Girl

 

 

De vuelta a los 2000. El ecommerce británico Daisy Street ha relanzado la marca Tammy Girl, que cerró definitivamente en 2016 después de que su propietario, los grandes almacenes BHS, entrara en concurso de acreedores.

 

Ahora, Daisy Street ha adquirido los derechos de licencia de Tammy Girl y ha relanzado la marca con una colección cápsula en el ecommerce de Asos. La nueva colección, compuesta por 32 piezas, también se distribuye en algunos puntos de venta multimarca.

 

Con esta operación, Daisy Street tiene el objetivo de convertirse en una de las principales empresas británicas dirigidas a la generación Z y millennials. La nueva colección está inspirada en las tendencias de principios de los 2000 y se puede adquirir a partir de 15 euros por una camiseta o hasta 36 euros por un vestido.

 

Los inicios de Tammy Girl se remontan a 1975 de la mano de la compañía francesa de moda de íntimo Etam. En 2005, la cadena fue adquirida por el grupo británico BHS, que cerró la red de tiendas de la empresa. En 2016, BHS entró en concurso de acreedores y “no poder hacer frente a los pagos”.

 

 

 

 

El pure player Daisy Street fue fundado en 2012 en Reino Unido. La empresa está especializada en moda streetwearvintage e informal para mujer y, actualmente, distribuye moda y accesorios a través de su ecommerce. Desde 2011, la compañía se encuentra dirigida por Tay Singh como director general.

 

Por su parte, Sir Philipp Green, propietario de BHS y de Topshop, vendió el negocio de los grandes almacenes en 2015 al grupo Retail Aquisitions por el precio simbólico de una libra. El objetivo del grupo era que BHS volviera a la senda de rentabilidad. Sin embargo, en 2016, la compañía entró en concurso de acreedores.

 

Un mes después, BHS comenzó el proceso de liquidación de activos y vendió su red de tiendas fuera de su mercado local al grupo qatarí Al Mana, que también tomó el control del canal online de la empresa de grandes almacenes. Finalmente, en 2018 Al Mana cerró el ecommerce de BHS para centrarse en el negocio de franquicia.