Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dolores Promesas negocia la apertura de su capital para saltar a Nueva York y París

8 sep 2010 - 00:00

Custodio Pareja.- Dolores Promesas ha conseguido que algunos de los principales futbolistas españoles vistan su ropa. También lo hacen cantantes y actrices, gracias a los que la firma se ha posicionado entre los consumidores. La enseña madrileña, fundada en 2004, se prepara ahora para emprender una etapa de crecimiento y ultima la incorporación de nuevos socios a su accionariado.Según ha explicado a Modaes el director de Dolores Promesas, Javier Lapeña, la compañía tiene previsto captar dos millones de euros a través de la apertura de su capital. Lapeña, Miryam Pintado y Alicia Hernández, fundadores de la firma, cederán “entre el 20% y el 30%” del capital de Leyenda Personal, la sociedad a través de la que opera la marca. “En esta primera fase incorporaremos a socios cercanos a nosotros, es decir, familia y amigos, principalmente”, sostiene Lapeña. Estos nuevos recursos servirán, junto con los fondos propios de la compañía, para financiar su plan de crecimiento, que contempla la puesta en marcha de 32 establecimientos hasta finales de 2013.Dolores Promesas, especializada en moda masculina y femenina a un precio medio, cuenta actualmente con una red de cinco tiendas en España, ubicadas en Madrid, Murcia y Valencia. La enseña, que también opera en el canal multimarca, quiere potenciar su desarrollo apostando por las franquicias, que coparán diecisiete de los 32 nuevos puntos de venta. La empresa iniciará durante el próximo ejercicio su internacionalización, para lo que ha instalado un showroom en Nueva York y prepara la apertura de otro en París. “También está en marcha la apertura de dos tiendas en el extranjero; una se situaría en Nueva York y otra, en París”, señala Lapeña. La compañía, que en 2008 sembró la polémica al denunciar a Desigual por copia (una denuncia que posteriormente se retiró de los juzgados), tiene previsto cerrar el ejercicio 2010 con un crecimiento del 40%. Leyenda Personal alcanzó unas ventas de 1,23 millones de euros en 2008, según consta en el Registro Mercantil, una cifra que, según Lapeña, aumentó un 20% en 2009. Con una plantilla de diecisiete empleados, la marca centraliza todas sus actividades de diseño en España. La producción de sus prendas se reparte entre empresas nacionales y portuguesas.