Líder en información
económica del negocio
de la moda

Empresa

Dogi ultima negociaciones con tres posibles inversores que garanticen su continuidad

S. Riera

20 jun 2013 - 16:12

Dogi ultima negociaciones con tres posibles socios inversores, cuya entrada garantizaría la viabilidad del grupo. La compañía textil trata de estructurar una propuesta conjunta con las tres opciones, según ha explicado el director general de la empresa, Ignasi Mestre, en la junta de accionistas del grupo. Advançsa, la sociedad que agrupa las participaciones industriales de la Generalitat de Catalunya, apoyaría la estructura que Dogi negocia con los tres posibles socios.

 

Los accionistas de la empresa han aprobado hoy una ampliación de capital por valor de 4,7 millones de euros, que representa la emisión de 233,3 millones de nuevas acciones a 0,02 euros por acción, más 0,01 euros de prima. La ampliación se ha aprobado justo después de dar el visto bueno a una reducción de capital de 5,26 millones de euros, a través de una reducción del valor de los títulos, de 0,10 a 0,02 euros.

 

De ejecutarse la ampliación de capital, el peso de los accionistas actuales quedaría reducido al 22%. En el caso de que no acudieran a la ampliación ni los accionistas mayoritarios ni los minoritarios, la operación podría dar pie a la entrada de inversores exteriores, como los tres posibles socios con los que se está negociando. De ser así, la participación de la familia Domènech, fundadora del grupo y su principal accionista, quedaría prácticamente diluida y Dogi pasaría a manos de estos nuevos inversores.

 

En este sentido, Mestre ha asegurado ante los accionistas que los tres posibles inversores con los que la empresa mantiene conversaciones “cubrirían las necesidades” de liquidez de la compañía. Dogi precisa de un mínimo de entre siete y nueve millones de euros para garantizar su continuidad.

 

La empresa, que presentó concurso de acreedores en mayo de 2009, logró levantarlo un año después. La cotización de la compañía continúa suspendida desde entonces, aunque la voluntad del grupo es regresar al parqué, según ha confirmado Eduardo Doménech, consejero ejecutivo y director de compras de Dogi.

 

Crecimiento y reestructuración de la deuda

Mestre ha avanzado que el grupo prevé incrementar sus ventas en un 43,8% en los próximos cinco años, hasta alcanzar una facturación de 55,8 millones de euros en 2017. Dogi cerró el pasado ejercicio con un volumen de negocio de 38,8 millones de euros.

 

A pesar que en el primer trimestre de 2013, las ventas del grupo fueron un 7% menores que las del mismo periodo del año anterior, el director general de la compañía prevé cerrar el ejercicio actual con un crecimiento del 8,5% respecto a 2012.

 

Además de aumentar los ingresos, otros frentes en los que la empresa trabaja son la repatriación de los fondos procedentes de la indemnización por la expropiación de la filial china y una reestructuración de la deuda. Con el cobro de la indemnización del Gobierno chino, Dogi haría frente al pago de la deuda correspondiente a diciembre de 2012, que logró posponer hasta julio de este año con el visto bueno de la mayoría de los acreedores.

 

En cuanto a la reestructuración de la deuda, por el momento, la empresa ha acordado con los acreedores una transformación de la deuda concursal subordinada en un préstamo participativo concursal, mientras continúa negociando una quita adicional y un nuevo calendario de pagos.